El hombre fue tiroteado pasadas las 20.00 en los alrededores del hotel Coral Beach, en la urbanización La Esmeralda, por un individuo que disparó desde una moto que conducía otra persona. La Policía acordonó la zona para intentar localizar al autor y para recabar pruebas. Fuentes de la investigación señalaron que barajan la hipótesis de un ajuste de cuentas por tráfico de drogas. Es el segundo tiroteo en Marbella en mes y medio. El 4 de diciembre, tres encapuchados acribillaron con armas semiautomáticas una peluquería junto al hotel H10 Andalucía Plaza, en Nueva Andalucía, frente a Puerto Banús. Un niño de siete años, de Sevilla, y el peluquero, un italiano de 36, murieron en el acto. Otras tres personas quedaron heridas. La Policía recogió 50 casquillos de bala. El suceso de ayer ocurrió pocas horas después de que la Policía anunciara en Málaga la creación de unidades especializadas contra la mafia en la Costa del Sol, dados los «altos índices de criminalidad» de la zona.