Los seis aspectos clave de la nueva prórroga de los ERTE hasta el 31 de enero

  • El Consejo de Ministros aprobó este martes la extensión de estos expedientes tras el acuerdo con sindicatos y patronal.
  • Se crean dos nuevos tipos de ERTE que cubrirán a las empresas perjudicadas por las medidas tomadas para contener la pandemia.
  • Se prorrogan automáticamente los ERTE por fuerza mayor ya iniciados, y se darán exenciones a las empresas más afectadas por el coronavirus.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, este martes.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, este martes.
EFE

Ha costado sangre, sudor y lágrimas, pero un mes después del inicio de las negociaciones y casi cumplido el plazo legal de expiración del anterior acuerdo, el Gobierno aprobó este martes la prórroga de los ERTE derivados de la crisis del coronavirus. Lo hizo tras ultimar el pacto el lunes por la noche con los sindicatos y con la duda hasta última hora de la CEOE, que terminó dando su brazo a torcer y respaldando el documento este mismo martes por la mañana, apenas unas horas antes de que fuera aprobado en Consejo de Ministros.

Los nuevos ERTE entran en vigor el jueves y estarán en marcha hasta el 31 de enero, lo que permitirá una campaña de Navidad algo más estable para empresas y trabajadores. Y traen importantes novedades con respecto a los tipos de expedientes, quiénes podrán acogerse a ellos o qué protección recibirán los trabajadores.

Prórroga automática de los ERTE por fuerza mayor

El acuerdo establece que los ERTE por fuerza mayor ya vigentes se prorrogan automáticamente. Y además, si la empresa no ha podido aún reabrir o devolver a la actividad a la mayor parte de su plantilla y pertenece a un sector especialmente afectado por la pandemia, así como si depende sensiblemente de uno de estos sectores (como el comercio en zonas turísticas) tendrá exenciones de entre el 75% y el 85% de las cuotas sociales de sus trabajadores hasta el próximo enero.

¿Qué empresas están incluidas dentro de estos sectores? El Gobierno ha diseñado una lista de actividades en la que están incluidas, por ejemplo, muchas de las encuadradas en lo relativo al turismo, la hostelería o ciertas actividades relacionadas con la cultura. De la misma forma, se entenderá que las compañías que hayan facturado al menos la mitad del total de sus ingresos en 2019 a "empresas especialmente afectadas por la pandemia" dependen de estos sectores y, por ende, podrán también acogerse a estos ERTE.

Dos nuevos tipos de ERTE

Por otro lado, se crean los llamados"ERTE por impedimento", a los que podrán acogerse las compañías que se vean obligadas a cerrar por las medidas que se tomen para combatir la pandemia desde el 1 de octubre "tanto por autoridades nacionales como extranjeras", lo cual es importante para los sectores dañados por los vetos turísticos de países como Reino Unido. La duración de este mecanismo será la misma que la de las restricciones que impidan abrir el negocio, y las compañías que hagan uso de él tendrán una exoneración en sus cotizaciones a la Seguridad Social del 100%, si tienen menos de 50 trabajadores, y del 90% si tienen 50 trabajadores o más.

El acuerdo también contempla un mecanismo similar para las empresas que, aunque no se vean obligadas a cerrar, sí queden perjudicadas por las medidas tomadas por las autoridades españolas para combatir el coronavirus: los ERTE "por limitaciones". Las compañías que se acojan a estos expedientes tendrán exenciones en las cotizaciones de los trabajadores afectados: las de más de 50 trabajadores se ahorrarán el 90% en octubre, el 80% en noviembre, el 75% en diciembre y el 70% en enero, y las de menos de medio centenar de empleados se beneficiarán de exoneraciones del 100% en octubre, el 90% en noviembre, el 85% en diciembre y el 80% en enero.

Sin limitación por sectores en los nuevos ERTE

Tras la insistencia de los sindicatos y, sobre todo, la patronal, en estos dos nuevos modelos de ERTE(los de impedimento y los de limitaciones) no hay acotaciones sectoriales:cualquier empresa, se dedique a lo que se dedique, podrá acogerse a ellos mientras demuestre que le perjudican las medidas tomadas para combatir la pandemia. Eso incluye limitaciones de aforo, horarios o movimientos, así que un gran número de empresas se podrán beneficiar.

Los trabajadores mantienen su prestación

El acuerdo incluye una modificación legal para evitar que los trabajadores que lleven más de seis meses en un ERTE pasen a cobrar solo el 50% de su sueldo, por lo que el Estado seguirá garantizándoles el 70% de la base reguladora. Además, se garantiza a los trabajadores afectados por un ERTE que se les devolverá el tiempo de paro consumido (hasta un máximo de seis meses y medio, si no hay cambios) si son despedidos durante este año o en 2021.

Sigue el veto a los despidos

Otra de las medidas que se mantiene, pese a las presiones de la patronal, es la prohibición de despedir para las empresas que se hayan acogido a un ERTE durante los seis meses posteriores a que se haya comenzado a devolver trabajadores a sus puestos.

Los fijos discontinuos

Se crea una prestación para los trabajadores con contrato fijo discontinuo o que realizan trabajos fijos y periódicos en determinadas fechas afectados por un ERTE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento