Escrivá posterga la baja laboral para padres de hijos confinados hasta evaluar cómo ha ido la vuelta al cole

  • Seguridad Social estudia sin fecha para tomar una decisión una medida que Sánchez rechaza.
  • El Gobierno modifica el Ingreso Mínimo Vital por segunda semana consecutiva para agilizar los trámites.
Un domingo de abril soleado y las calles plagadas de familias con sus hijos. Podría ser una estampa sin nada noticioso, pero, obviamente, no lo es. Tras 43 días confinados en sus casas, seis millones de niños menores de 14 años pudieron salir ayer a la calle por primera vez.
La baja laboral para hijos aislados sigue en el limbo.

La baja laboral para padres de hijos confinados pero no enfermos de Covid sigue en el limbo. Ha sido una reclamación de padres y sindicatos desde antes de que empezara el curso escolar y desde el principio no ha parecido una buena idea al Gobierno. Al final, hace unas semanas, se anunció que el Ministerio de Seguridad Social iba a estudiar la posibilidad de reconocer una incapacidad temporal a los progenitores, pero este miércoles el ministro, José Luis Escrivá, no ha dado un horizonte temporal sobre cuándo podría tomarse una decisión. Según ha dicho, de momento se está “evaluando” cómo ha sido la vuelta al cole.

“Hemos abierto un diálogo con los agentes sociales para recabar su opinión y nos hemos dado un tiempo para evaluar la situación después de la apertura de los colegios, y ahí estamos”, ha indicado Escrivá en rueda de prensa después del Consejo de Ministros.

Los padres de hijos con un diagnóstico positivo de Covid tienen reconocida la baja laboral, dado que ellos mismos tendrían que observar una cuarentena por ser contactos estrechos. No es el caso de los padres de hijos que, por ejemplo, son enviados a casa y no pueden ir al colegio porque ha habido un caso cercano pero que no les ha afectado directamente a ellos, porque tienen PCR negativa.

Para esta segunda opción, sindicatos, padres y algunos gobiernos autonómicos como el de Cataluña piden que se reconozca la baja laboral, algo que el presidente, Pedro Sánchez, negó hace unas semanas. En su lugar, el presidente ha ido defendiendo varias fórmulas. Primero, que los padres en esta situación se acojan a las reducciones de jornada que contempla el Plan MeCuidaque el Gobierno prorrogó la semana pasada. El problema, denuncian los sindicatos, es que con la reducción de jornada hay una reducción proporcional de sueldo. 

Posteriormente, Sánchez volvió a negar la baja laboral en estos casos cuando hace días recordó en el Congreso que las comunidades autónomas han recibido 2.000 millones para gasto en educación, que también podría sufragar los costes de no poder ir a trabajar para cuidar de hijos confinados.

Frente a todas estas opciones que defiende Sánchez para no conceder una baja laboral, su vicepresidente de Derechos Sociales,Pablo Iglesias, aseguró hace semanas que la habrá. Entonces, la pelota se envió al tejado del Ministerio de Seguridad Social, que sigue estudiando esta cuestión sin un plazo para tomar una determinación.

Nueva modificación del IMV

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha acordado por segunda semana consecutiva introducir nuevas modificaciones para facilitar la tramitación y ampliar el número de beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital.

Según ha expuesto Escrivá, ahora no se desestimará ninguna solicitud por silencio administrativo, se extiende la posibilidad de ser titulares de la prestación a personas de más de 65 no beneficiarias de pensión de jubilación, se establecen nuevas vías de justificación y documentación de hogares que confluyen en una misma vivienda y se "aclara" el concepto de "hogar monoparental".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento