Los grupos parlamentarios, incapaces de llegar a un acuerdo sobre el uso del asturiano tras dos horas y media de reunión

Los grupos parlamentarios con representación en la Junta General del Principado de Asturias (JGPA) han sido este lunes incapaces de llegar a un acuerdo sobre el uso del asturiano en las sesiones parlamentarias. Tras más de dos horas y media de reunión en la Junta de Portavoces, los diputados no han conseguido alcanzar una postura común.
Pleno de la Junta General.
Pleno de la Junta General.
Elena Alarcón Cortés

Según han explicado los diputados presentes en la reunión, ha sido imposible conciliar las posturas de Vox, que defiende su derecho a entender la lengua de los debates, y Podemos, que busca proteger su derecho a utilizar el asturiano en las intervenciones.

Blanco (Vox) ha presentado una propuesta por escrito, que incluía una "medida temporal" consistente en que en el caso de las intervenciones en asturiano se facilitase a los grupos que no lo entiendan una versión en español. "Nosotros hemos hecho una propuesta por escrito e incluso la hemos flexibilizado; Podemos no ha querido acercar posturas, solo imponer su oficialidad por narices", ha comentado.

Según ha explicado Blanco, que ha recordado que los diputados de Podemos se manifiestan en castellano cuando hacen declaraciones públicas, la cámara legislativa está para hacer leyes y, por tanto, es fundamental que los diputados conozcan al cien por cien los términos que se utilizan.

El diputado de Podemos Rafael Palacios ha dicho, sin embargo, que lo único que reclaman es su derecho y que se pueda utilizar con normalidad el asturiano y el castellano "como se ha hecho siempre".

El problema, ha añadido, ha surgido con la presencia de un partido como Vox, que "busca en el enfrentamiento y en el odio la gestión de los intereses electorales" y genera "un problema que no existe". Palacios ha garantizado que los diputados de su formación seguirán interviniendo en asturiano "como lo hace la gente en la calle".

El asunto no ha podido ser solventado para un asunto en el que los partidos buscan una posición común. Finalmente el presidente del parlamento asturiano, Marcelino Marcos Líndez (PSOE), ha encargado a los servicios jurídicos que elaboren una propuesta de mínimos para intentar solventar las diferencias.

Algunas fuentes han adelantado que la propuesta podría incluir aumentar los tiempos de intervención para poder expresarse en castellano y asturiano.

El acuerdo se busca en la víspera de que se celebre una sesión plenaria en la Junta General del Principado de Asturias, en la que Podemos ha planteado preguntas. Hay grupos que alertan del "riesgo" que puede existir de que el pleno tenga que ser detenido si no hay acuerdo.

A juicio de la portavoz del PSOE, Dolores Carcedo, se está tratando de conciliar los derechos de quien dice no entender el asturiano y de quien quiere utilizarla con normalidad "como se venía haciendo hasta ahora".

El diputado del PP Pablo González ha confesado sentir "vergüenza" por haber participado en una reunión en la que ha tenido la sensación de haber perdido dos horas y media por un problema "que no está en la calle". Los 'populares' han advertido que no aceptarán ninguna propuesta que implique más coste.

Sergio García (Ciudadanos) ha mostrado su deseo de "ser parte de la solución" en el problema que se ha planteado. Desde IU han tildado de "lamentable y triste" la situación y se ha mostrado pesimista ante la posibilidad de un acuerdo. Foro Asturias, por su parte, ha rechazado que se use el asturiano como "arma arrojadiza" y ha dicho que su formación siempre ha defendido su uso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento