El enfado de Melyssa tras la primera hoguera de 'La isla de las tentaciones' y su posible aparición en Villa Montaña

Melyssa, en 'La isla de las tentaciones'.
Melyssa, en 'La isla de las tentaciones'.
Mediaset

Ni siquiera ha habido que esperar una semana para saber más de La isla de las tentaciones. Y es que, este domingo se emitió la segunda entrega del programa, con la parte más impactante del reality grabado en República Dominicana: la de las hogueras. Es en ellas donde cada una de las personas con pareja puede ver si su novio o novia ha caído en la tentación.

Pese a que para la hoguera de los chicos habrá que aguardar al siguiente programa, una parte muy corta de la de las chicas se pudo ver ya en esta emisión: la de Melyssa Pinto. Desde el principio esta no ha tenido una convivencia fácil pues, nada más conocer a las tentadoras, se enteró de que su pareja Tom conocía a dos de ellas. Además, una de ellas, Liseth, podría haber tenido algo con él mientras estaba en su trono de Mujeres y hombres y viceversa.

Primera hoguera de 'La isla de las tentaciones 2'

Ya en el coche camino a la hoguera, Melyssa se mostraba nerviosa y comentaba con sus compañeras que le dolía el estómago por la tensión. Después, y ante la pregunta de la presentadora, Sandra Barneda, explicó tener "expectativas altas", pues "confiaba en él" y, por eso mismo, si finalmente hubiera pasado algo, ella lo pasaría "aún peor". Seguidamente, y desde el momento en el que Barneda le anunciara que ella era la primera para la que había imágenes, empezó a llorar.

"Soy mejor que todas ellas, no quiero que me haga daño... yo no se lo voy a hacer", dijo. Poco después, y tras decir que quería enfrentarse a las imágenes junto a las demás chicas, comenzó a verlas. En ellas, apareció Tom en un sofá, rodeado de chicas, la primera noche que pasó sin Melyssa. En el vídeo se quejaba de los "celos sin motivo" de su novia, de "su mal carácter" y de que siempre pusiera problemas a lo que él hacía, obligándole "a mentir".

Después, en la icónica tablet se proyectaron las imágenes de la fiesta en la que, en primer lugar, Tom le daba un beso de esquimal (con la nariz) a Luzma, una de las chicas a las que conocía desde antes de entrar al programa y a quien había elegido para su primera cita. En la siguiente secuencia, aparecía Luzma chupando el cuello de Tom, algo que supuso la gota que colmó el vaso para Melyssa, que, tras quitarse los tacones, salió corriendo y llorando.

"Qué hijo de puta, le odio", gritaba sin cesar. "Cabrón... me dijo que me iba a respetar. ¿Por qué deja que la chica le chupe el cuello? Yo no aguanto esto, me quiero ir con mis padres a casa, y quiero que sus padres vean lo que está haciendo", añadió mientras se tiraba al suelo. Mientras, a sus compañeras también se les saltaron las lágrimas, e Inma aseguró que ya había calado a Tom: "Illo, qué asco, lo sabía: los tontitos son los peores".

Melyssa Pinto, en Villa Montaña

Y eso fue todo, algo de lo que se quejaron no pocos usuarios en Twitter. En el avance del siguiente programa se puede ver cómo Melyssa vuelve a la hoguera, dispuesta a terminar de ver las imágenes del que por el momento sigue siendo su chico. Además, unos instantes muy comentados del cebo son unos en los que los compañeros de villa de Melyssa comentan que "no está" tras buscarla y que "se ha ido".

Después, en Villa Montaña, se puede ver a tres de los chicos junto a la piscina escuchando atentamente a la voz de Melyssa, a la que no se ve, que en un grito ahogado dice: "¡Cabrón! Eres un desgraciado. Lo he visto todo, que lo sepas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento