Imagen de Magdeline Makola difundida por la Policía
Imagen de Magdeline Makola difundida por la Policía. DAILY MAIL DAILY MAIL

Una enfermera británica ha logrado sobrevivir a 11 días de encierro en el maletero de su propio coche antes de ser encontrada por la Policía, según publica el diario británico Daily Mail.

La mujer, llamada Magdeline Makola, fue encontrada en el maletero de su vehículo, un Opel Astra, casi dos semanas después de que sus compañeros de trabajo denunciasen su desaparición, y sufre como consecuencia de ello "un grave trauma", según ha informado la Policía.

Tras interrogar a la enfermera de cardiología, los agentes buscan a un hombre como responsable de su desaparición, y aunque se ha lanzado una orden de búsqueda no se ha hecho pública ninguna versión sobre las causas del encierro.

Nadie se explica lo que ha pasado: le ha debido ocurrir algo horrible

Fuentes del hospital han señalado que Makola se encuentra en situación estable pese a los evidentes daños psicológicos.

El misterio en torno a este caso comenzó el 15 de diciembre, cuando los compañeros de Mamola se extrañaron de que no acudiese a trabajar. Al no localizarla, la Policía registró su casa y encontró la mochila que solía llevar al trabajo, con su uniforme y su comida listas. Sin embargo, aunque las tarjetas de crédito y su documentación estaban en la casa, no localizaron el coche.

Sus amigos se mostraron en seguida preocupados por su seguridad a lo largo de la semana, ya que su desaparición no se correspondía con su carácter.

"Era bastante introvertida, pero te sonreía y te saludaba cuando te veía", declaraba un vecino al periódico. "Nadie aquí se explica lo que ha pasado: le ha debido ocurrir algo horrible".