Una pareja en la playa del Bogatell de Barcelona, azotada hoy por el fuerte temporal de viento y lluvia.
Una pareja en la playa del Bogatell de Barcelona, azotada hoy por el fuerte temporal de viento y lluvia. EFE EFE

El temporal de viento y lluvia que azota el litoral mediterráneo se ha cobrado en las últimas 24 horas cuatro vidas en la Comunidad Valenciana y Cataluña.

El primero de los accidentes mortales se produjo la tarde del viernes en El Prat del Llobregat, cuando el coche en el que circulaban dos personas por el espigón de esta localidad cayó al mar tras ser empujado por una ola.

Uno de los ocupantes pudo salir del vehículo, aunque con heridas de diversa consideración por los golpes que se había producido, mientras que el cuerpo de la otra persona fue encontrado por los equipos de emergencia, que intentaron reanimarlo sin éxito.

Horas más tarde, de madrugada, el vigilante de un almacén que se encontraba en el muelle de Gregal de Barcelona, se vio sorprendido por una fuerte ola que le arrastró mar adentro.

Su cuerpo ha sido localizado más tarde ya sin vida, según han informado fuentes de los mossos d'Esquadra.

En ambos rescates han participado diversas dotaciones de Mossos d'Esquadra, Bomberos, servicios de emergencias médicas del SEM, la policía local y la policía portuaria.

A estas dos víctimas mortales se suma el fallecimiento de un submarinista en Sant Andreu de Llaveneres (Barcelona), cuya muerte se atribuye también, según los primeros indicios, a los efectos del fuerte oleaje provocado por el temporal.

OTRA VÍCTIMA EN GANDÍA

Paralelamente, un hombre de 53 años fallecía hoy en Gandia (Valencia) tras precipitarse al mar a causa de una gran ola. El varón cayó al agua junto a una mujer con la que paseaba por el Puerto de Gandía y que sí que pudo ser rescatada con vida, según fuentes municipales.

Hasta el lugar de los hechos acudieron en un primer momento agentes de la Policía Local y portuaria y, ante la gravedad de la situación, un policía local se colocó un chaleco salvavidas y se arrojó al mar para intentar rescatar a la pareja. El agente logró alcanzar a la mujer, de 45 años y nacionalidad rusa, que fue atendida por la Cruz Roja.

No obstante, le fue imposible rescatar al varón, un español de 53 años y vecino de Simat (Valencia), que finalmente fue recogido por una embarcación de Salvamento Marítimo que le transportó hasta la orilla. Los especialistas sanitarios estuvieron intentando reanimarlo durante más de media hora pero fue imposible salvarle la vida.