Una ola impactando contra la costa girundense el sábado por la mañana
Una ola impactando contra la costa gerundense el sábado por la mañana. EFE EFE
Protección Civil ha alertado a Aragón, Cataluña y Valencia de
intensas lluvias y precipitaciones en forma de nieve a partir de los 300 metros durante la jornada de este sábado.

En Aragón se prevé que la cota de nieve baje hasta los 300 metros y que caigan precipitaciones en forma de nieve que pueden alcanzar hasta veinte centímetros de espesor en Gudar y el Maestrazgo, y hasta diez centímetros en el Bajo Aragón (Teruel).

En Cataluña y Valencia la cota de nieve estará en torno a los 500 metros, si bien en el caso de la Comunidad catalana se espera que suba paulatinamente a lo largo de la jornada.

Protección Civil avisa de que se pueden acumular precipitaciones en forma de nieve de hasta treinta centímetros de espesor en Girona, concretamente en el Pirineo y Llivia, de quince centímetros en el prelitoral y de diez centímetros en zonas prelitorales de Barcelona y Tarragona.

Asimismo, esta Dirección General, dependiente del Ministerio del Interior, alerta de que pueden registrarse fuertes lluvias en Cataluña. Las precipitaciones pueden alcanzar los 100 litros por metro cuadrado en la zona del Ampurdán, en Girona.

En cuanto al resto de la Península, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) sitúa la cota de nieve para la jornada de hoy entre los 300 y los 600 metros en el Norte y el centro y entre los 800 y 1.000 metros en el resto, si bien durante la jornada tenderán a subir a entre 800 y 1.200 metros y los 1.200 y 1.500 metros, respectivamente.

RECOMENDACIONES

Ante estas previsiones, Protección Civil recomienda no viajar por carretera si no es imprescindible y, antes de partir, informarse de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, además de revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Además, insta a llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil cargado. En caso de quedar atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el coche con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire y vigilando el tubo de escape para que no quede obstruido.

En el supuesto de quedarse aislado y necesitar ayuda, Protección Civil recomienda no intentar resolver la situación por sí mismo, tratar de informar del hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.