Torrent asegura que solo utilizaría el "pequeño margen" que tiene para que las elecciones caigan en domingo

El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent.
El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent.
ACN

A falta de pocos días para que el Tribunal Supremo dicte sentencia sobre la posible inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, el presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, ha afirmado que solo utilizaría el "pequeño margen" que habría si no hay candidato a la presidencia de la Generalitat para calcular que las elecciones sean en domingo. Lo ha afirmado después de que los servicios jurídicos del Departament de Presidència le hayan otorgado la potestad de activar el proceso electoral  si Quim Torra es inhabilitado por el caso de la pancarta.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Torrent ha apuntado: "No tengo en las manos el reloj de la investidura" y ha añadido que, desde un punto de vista democrático, "no tendría sentido pensar que un presidente del Parlament puede retener el reloj y el derecho de los ciudadanos de expresarse a las urnas". 

En cuanto a las negociaciones entre los partidos independentistas, cree que habrá un acuerdo antes de la probable inhabilitación firme de Torra.

124 días para las elecciones

Torrent ha explicado que, en caso de hacerse efectiva la inhabilitación de Torra, el presidente del Parlament tendrá un plazo de 10 días para evaluar si hay un candidato a la presidencia de la Generalitat que pueda tener la mayoría suficiente. Si no se dan las mayorías, Torrent tiene la potestad de no convocar el pleno de investidura. En este escenario, ha señalado que la doctrina dice que tiene que haber un acto parlamentario equivalente a una investidura fallida, para constatar que se han agotado los diez días y que empieza a correr la cuenta atrás de dos meses hasta disolver el Parlament. Cuando se cumple este plazo, se convocan las elecciones automáticamente para 54 días después. En total, se calcula que todo el proceso dura alrededor de 124 días.

El presidente del Parlament se ha referido a este "pequeño margen" que tiene para decidir cuando se hace el acto equivalente a una investidura fallida si no hay posible candidato. Y ha dejado muy claro que solo lo utilizará para calcular que las elecciones sean en domingo pero "para nada más", y en ningún caso para alargar la legislatura. Por lo tanto, ha añadido que no se puede jugar a alargar el calendario en "semanas o meses".

Torrent ha asegurado que durante el periodo de interinaje del Govern, que ERC quiere que sea lo más breve posible, continuarán habiendo sesiones de control en el Parlamento y ha añadido que se tendrá que ver como se concreta, sin dar más detalles.

Una de las cuestiones que JxCat y ERC negocian son las funciones que tendría el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante este periodo. Según Torrent, la etapa tiene que estar presidida por un "coliderazgo" y también por un mensaje político compartido entre los dos socios de gobierno, y ha afirmado que esto es el que se tiene que hablar y acordar.

De hecho, sobre las posibilidades de acuerdo entre socios de gobierno, Torrent cree que lo habrá antes de la sentencia firme sobre Torra y se ha limitado a decir que se está avanzando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento