Los letrados de Presidencia otorgan a Roger Torrent la capacidad de activar el proceso electoral si inhabilitan a Torra

  • Torrent tiene la clave para activar el proceso a partir de un pleno que se ha de convocar en un mínimo de 10 días.
El presidente del Govern, Quim Torra, y el del Parlament, Roger Torrent, en el pleno del 3 de junio.
El presidente del Govern, Quim Torra, y el del Parlament, Roger Torrent, en el pleno del 3 de junio.
PARLAMENT

Los servicios jurídicos del Departament de Presidència otorgan al presidente del Parlament, Roger Torrent, la potestad de activar el proceso electoral si su homólogo de la Generalitat, Quim Torra, es inhabilitado por el Tribunal Supremo por el caso de la pancarta. 

Así lo indica el diario 'Ara', que afirma que el documento redactado por los servicios jurídicos daría margen a Junts per Catalunya (JxC) y a Esquerra Republicana (ERC) para pactar la fecha de las nuevas elecciones a la cámara catalana, de las que se derivaría la nueva presidencia de la Generalitat. 

Según esta información, Torrent tiene la clave para activar el proceso a partir de un pleno que se ha de convocar en un mínimo de 10 días, pero que se puede posponer semanas, o incluso meses.

Aragonès, presidente interino

Mientras, el ejecutivo continuaría actuando en funciones, y el informe, añade el rotativo, marca que el actual vicepresidente, Pere Aragonès, substituiría a Torra de forma interina. Todo el equipo de Govern tendría que seguir igualmente sometido al control del Parlament y tendría una actuación limitada.

El Govern en funciones no podría presentar proyectos de ley ni tramitar los presupuestos, pero sí podría promulgar decretos ley urgentes, si se cumpliesen las condiciones estipuladas.

Aragonès asumiría todas las funciones del presidente de la Generalitat a excepción de la capacidad de convocar de forma anticipada las elecciones, la de nombrar y cesar a consellers y la de someterse a una cuestión de confianza en el Parlament. El vicepresidente asumiría el rol a partir de un decreto avalado por el resto de consellers en un Consell Executiu extraordinario que posteriormente se enviaría al Parlament.

También indica el diario 'Ara' que en el marco de los equilibrios que JxC y ERC buscan para mantener la coalición en este periodo interino -que los republicanos ya han expresado que quieren que sea el más corto posible- la consellera de la presidencia, Meritxell Budó, podría repartirse la representatividad institucional con Aragonès.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento