Benjamin Netanyahu lleva maletas con ropa sucia a la Casa Blanca para beneficiarse de la lavandería gratis

  • Responsables gubernamentales israelíes han afirmado que esa acusación "es absurda".
El presidente de EE UU, Donald Trump, y el primer ministro en funciones de Israel, Benjamin Netanyahu, tras presentar el plan de paz de EE UU para Israel y Palestina, en la Casa Blanca.
El presidente de EE UU, Donald Trump, y el primer ministro en funciones de Israel, Benjamin Netanyahu.
MICHAEL REYNOLDS / EFE

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, lleva desde hace varios años trasladando maletas y maletines con prendas de ropa sucia en sus visitas a la Casa Blanca para beneficiarse del servicio gratuito de lavandería que ofrece la sede presidencial a los jefes de Estado y de Gobierno, según han contado varios responsables gubernamentales estadounidenses al diario 'The Washington Post'.

El rotativo norteamericano ha indicado que el 'premier' israelí ha desarrollado "durante años" una reputación con el personal de la Casa de Invitados de la Casa Blanca por llevar "maletas y bolsas con prendas sucias".

"Los Netanyahu son los únicos que realmente traen maletas con ropa sucia para que se la lavemos nosotros", ha afirmado uno de los responsables estadounidenses consultados. "Tras múltiples viajes, ha quedado claro que es algo intencionado", ha añadido.

Responsables gubernamentales israelíes han negado que Netanyahu esté abusando del servicio gratuito de lavandería que la Casa Blanca ofrece a los líderes extranjeros y han dicho que esa acusación es "absurda", tras admitir que el primer ministro israelí ya ha sido objeto en el pasado de acusaciones por temas de lavandería.

En 2016, el primer ministro israelí denunció a su propia oficina y a la Fiscalía General para impedir la publicación de sus facturas de lavandería en aplicación de la Ley de Libertad de Información israelí. El juez encargado de la demanda le dio la razón al jefe del Gobierno y dictaminó que no se podían publicar las facturas.

"Acusaciones absurdas y sin fundamento"

La Embajada de Israel en Washington ha publicado un comunicado en el que ha subrayado que la acusación sobre el uso excesivo de la lavandería de la Casa Blanca es un intento de ensombrecer los acuerdos firmados por el Gobierno israelí con Bahréin y Emiratos Árabes Unidos la semana pasada en la Casa Blanca.

"Estas acusaciones absurdas y sin fundamento tienen como objetivo menospreciar el monumental logro del primer ministro Netanyahu en la histórica cumbre de paz impulsada por el presidente Trump en la Casa Blanca", ha subrayado la legación diplomática israelí.

Los responsables gubernamentales que han confirmado a 'The Washington Post' que Netanyahu trajo en el pasado maletas llenas de ropa sucia son tanto altos cargos políticos como funcionarios de carrera que han trabajado en el Gobierno en la etapa de Barack Obama y en la del actual mandatario, Donald Trump.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento