El ministro de Justicia, a los que vinculan los indultos con los Presupuestos: "La imaginación da para mucho"

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, este miércoles.
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, este miércoles.
EFE

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, protagonista indiscutible de este miércoles tras anunciar la tramitación del indulto a los presos del procés, ha desvinculado este hecho con la negociación de los Presupuestos Generales del Estado y ha señalado que "la imaginación da para mucho", en relación a los que sí ven que los indultos suponen una cesión del Gobierno para conseguir apoyos para sacar adelante las cuentas del Estado.

En una entrevista en la casena Ser, ha reconocido que tras su anuncio le llovieron los insultos y ha insistido en que el anuncio en el Congreso simplemente coincide en el tiempo con la negociación de los Presupuestos, ya que antes no se ha podido llevar a cabo por la pandemia y anteriormente por estar el Gobierno en funciones. No obstante, se ha mostrado satisfecho si una medida así puede ayudar a resolver "un conflicto político". 

Entre las tareas de su ministerio, en la actualidad también está la modificación del delito de sedición, que también beneficiaría a los presos independentistas. Campo ha defendido esta modificación al tratarse de una norma muy antigua y ha pedido fijarse en el Código penal francés o en el alemán. No ha sabido decir, en cambio, qué verá antes la luz, si los indultos o esta modificación, que aún no tiene borrador.

El responsable de Justicia también se ha referido a la ausencia del Rey en la entrega de despachos a los jueces, que tendrá lugar en Barcelona y al que él acudirá en representación del Gobierno, no así el monarca. Campo ha querido quitar relevancia al asunto y ha explicado que "se ha tomado la decisión en base a una serie de razones", que no ha especificado, y considera que hay que tomarlo con "normalidad". 

Sin embargo, ha rechazado contestar quién ha tomado la decisión de excluir al rey pese a que estaba invitado por los jueces y figuraba incluso como presidente de la ceremonia. Ante la insistencia sobre si ha sido el Gobierno quien ha vetado al monarca, se ha limitado a decir en repetidas ocasiones. "La decisión la ha tomado quien tenía que tomarla" y ha respaldado las palabras de la vicepresidenta Carmen Calvo, que aseguraba este miércoles que la decisión "está bien tomada".

"La presencia del rey en actos oficiales es tan fuerte y está tan anclada al imaginario de la gente que no supone una ruptura de nada", ha defendido Campo, que, sobre si es una victoria del independentismo por evitar la figura del monarca en Barcelona, se ha limitado a decir que "las consecuencias que uno quiera extraer son gratis".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento