La Universidad Pontificia de Comillas ofrece apoyo psicológico gratuito a los profesionales sanitarios

Una trabajadora sanitaria se coloca el material de protección contra la COVID-19.
Una trabajadora sanitaria se coloca el material de protección contra la COVID-19.
ÁNGEL MEDINA G. / EFE

La actual situación epidemiológica provocada por la covid-19 ha causado estragos a todos los niveles. En el caso de los profesionales sanitarios, son muchos los que necesitan apoyo psicológico. Por ello, la Unidad Clínica de Psicología (UNINPSI) de la Universidad Pontificia Comillas ofrece a estos trabajadores esta ayuda sin coste alguno.

Encontrarse en primera línea en la lucha contra el coronavirus, el aumento constante de afectados en Madrid y la situación en la que se encuentran en los hospitales los profesionales sanitarios hacen que diversas dificultades como el estrés, la ansiedad o el trauma hagan mella en estos trabajadores.

Ante esto, la UNINPSI gracias al patrocinio del neobanco MyInvestor ha decidido aportar su 'granito de arena' y crear grupos de apoyo psicológico. 

"La idea es ofrecer un espacio de apoyo profesional a la vez que se abordan algunas cuestiones importantes para el autocuidado y la intervención en situaciones de crisis", explica Virginia Cagigal, directora de la Unidad de Intervención Psicosocial a 20minutos.

El equipo de este centro de la Universidad Pontificia de Comillas formado por psicólogos especialistas en psicología clínica, psicólogos generales sanitarios y psiquiatras, ayudará tanto de manera presencial como online. A partir de finales de septiembre será cuando comiencen los primeros grupos formados por 12 personas y con una duración de doce sesiones de una hora y media. 

Apoyo y desarrollo de habilidades de autocuidado

En estas sesiones se promoverá el apoyo mutuo y  el desarrollo de habilidades de autocuidado para poder vencer problemas asociados a la atención sanitaria ante la COVID-19, entre ellos estrés, trauma, duelo, culpa, autocuidado, impacto en las relaciones con los demás. 

"Problemas de corte más fisiológico como perdida del apetito o dificultades de sueño, problemas emocionales, fundamentalmente ansiedad" apunto Cagigal, que añade "en esta situación ha habido un agravante específico que ha sido la desprotección que ellos mismos han tenido en esta primera etapa y poner en propio riesgo la propia vida, incrementa la vivencia de la vulnerabilidad."

También se mostrará atención a la gestión de emociones como tristeza, enfado, ira, las dificultades de atención, además de ofrecer diversas estrategias de afrontamiento ante las situaciones a las que hacen frente. 

"Nuestra intención sería que llegara sobre todo a aquellos hospitales que no dispongan de ese servicio de apoyo a sus compañeros sanitarios y que quieren beneficiarse de esta oportunidad" finaliza la directora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento