La comunidad escolar del IES Sánchez Cantón de Pontevedra denuncia la semispresencialidad "rotatoria" y discriminatoria

Alumnos, profesores y familias de Bachillerato del IES Sánchez Cantón de Pontevedra han protagonizado este martes una concentración ante la Delegación Territorial de la Xunta para protestar contra la "discriminación" que sufre la comunidad de este centro de cara al inicio del curso.

La comunidad educativa rechaza los horarios vespertinos y la modalidad "semipresencial rotatoria" para primero y segundo cursos de Bachillerato. El alumnado de bachillerato sólo recibirá 3 horas de clase al día (15 a la semana), lo que supone la mitad de las horas que les corresponden según lo que contempla la legislación vigente en materia educativa.

Los afectados denuncian que la situación supone una vulneración del "derecho a la igualdad en la educación" y un "agravio comparativo" frente a la mayoría de los centros educativos públicos gallegos que impartirán docencia presencial en todos los niveles educativos.

La modalidad on-line no ha sido ofertada al alumnado de este centro y lo que se propone en el Instituto Sánchez Cantón es que esas tres horas lectivas restantes se utilicen en casa "para realizar tareas y deberes por su cuenta", no para asistir a una clase telemática.

En todo caso, las clases virtuales "no serían suficientes para evitar esa desigualdad", sobre todo después de ser reconocido por el profesorado durante el estado de alarma "que el rendimiento y aprovechamiento de las clases no fue el mismo".

PROBLEMAS CON LA ABAU

En la protesta de este martes se ha recordado que el sistema elegido para este curso en el Sánchez Cantón perjudica especialmente a los alumnos de 2º, "un curso clave, preuniversitario, y con importantes implicaciones a nivel académico que van a repercutir de manera decisiva en las ABAU". Estos estudiantes no tienen garantizada la equidad y la igualdad de oportunidades frente al resto de sus compañeros de otros centros educativos.

Según la información que la Dirección del Instituto trasladó a los representantes de las familias afectadas, la Consellería de Educación tan sólo envió a 22 de los 39 profesores de refuerzo solicitados a mayores para garantizar el modo presencial de docencia cumpliendo la ratio de 15 o 17 alumnos por aula. Aún así los dos cursos de Bachillerato tendrían que impartirse en horario de tarde por la falta de espacio alternativo.

Tampoco están de acuerdo los afectados con el horario vespertino que, según argumentan "anula cualquier posibilidad de conciliación de vida laboral y familiar, modificando el funcionamiento interno de las familias, dificulta el desarrollo de otras facetas intelectuales, deportivas o artísticas de nuestros hijos, impidiendo su posibilidad de evolución".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento