ETA recauda cada día unos 14.000 euros en las huchas de 450 locales 'afines'

  • Entre los que están 150 'herriko tabernas' y 300 bares y comercios.
  • Cada hucha suele tener escrito el destino del dinero.
  • Este año la banda ha enviado ocho oleadas de cartas de extorsión.
Cartas de extorsión de ETA.
Cartas de extorsión de ETA.

Euro a euro, poco a poco. ETA tiene una fuente de ingresos que le hace obtener dinero sin prisa pero sin pausa. Las redes de apoyo a la banda terrorista recaudan cada día unos 14.000 euros a través de las huchas que han instalado en unos 450 locales del País Vasco y Navarro, según fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por 20 minutos.

Entre estos locales hay unas 150 'herriko tabernas' y unos 300 bares y comercios afines a la izquierda abertzale. En estos establecimientos no sólo se instalan las huchas para recaudar dinero, sino que se efectúan rifas y la venta de 'merchandasing' nacionalista. La mayoría de las 'herriko tabernas'  siguen en plena actividad sin ningún tipo de control a pesar de que están sometidas a administración judicial por la Audiencia Nacional.

Las huchas suelen llevar escrito el destino que se pretende dar al dinero: amnistía, presos, euskera, juventud... aunque las fuentes consultadas admiten que su objetivo es financiar no sólo las actividades de las diferentes tramas proetarras (como las visitas a presos), sino también actos de 'kale borroka' y a engrosar directamente la 'caja' del aparato militar de ETA. De manera periódica, mensualmente, una red de colaboradores se dedica a recoger la recaudación de estas huchas.

Ocho oleadas de cartas

ETA ha seguido manteniendo este año con igual fuerza su principal y más mediática fuente de financiación: las cartas de extorsión a empresarios. Aunque en los últimos meses ha sido difícil diferenciar una oledada de otra debido al goteo continuado de misivas, según los colectivos de empresarios.

Los servicios antiterroristas han contabilizado este año hasta ocho oleadas. Las remesas de misivas de extorsión de ETA han venido oscilando entre las 70 y las 130 mensuales. Las cantidades exigidas a los empresarios has oscilado desde los 30.000 hasta los 130.000 euros. Normalmente, los etarras piden también cobrar la cantidad exigida en billetes de 20, 50 y 100 euros.

Hay dos tipos de cartas: las que chantajean por primera vez al empresario. "El no responder positivamente a esta petición, le haría acreedor de las medidas que Euskadi ta Askatasuna [ETA] decida aplicar contra Ud. y sus bienes", amenaza la banda. En el caso de las cartas recordatorio, se recalca a los industriales extorsionados que si no pagan "en un mes" "pasarán a ser objetivo" de los terroristas.

La última víctima mortal de ETA, el empresario Ignacio Uría, refleja la amenaza cumplida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento