El Instituto Tamaulipeco de la Juventud (Itjuve) ha pedido que sancionen a un director de una escuela de secundaria de Matamoros (México) que expulsó a 15 estudiantes de entre trece y quince años por depilarse las cejas, según publica el diario 'La Jornada'.

Tal y como informa dicho diario, el director, Rubén Reyes, justifica el castigo bajo el argumento de que esa "es una práctica exclusiva de mujeres o jóvenes con tendencia homosexual”.

La escuela no está en las mejores manos

Efraín Hernández, director del Itjuve, denuncia que la sanción es discriminatoria: “A nadie se le puede negar el derecho de entrar a una escuela sólo por ser diferente al resto de los alumnos o porque decidió hacerse un cambio en su físico".

"Se trata de un centro de formación de personas que no está en las mejores manos”, concluyó.

Por su parte, Miguel Arturo Flores, portavoz local de la Asociación Estatal de Padres de Familia, anunció que el organismo interpondrá una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos por el trato a estos alumnos, a los que no se les permitió ni acudir al centro en periodo de exámenes.