Los médicos residentes en Cataluña, a la huelga contra la precariedad laboral: "Con la pandemia hemos trabajado más y cobrado menos"

  • Este lunes han iniciado una parada de tres días para reclamar mejoras formativas, laborales y retributivas.
  • Aseguran que trabajan horas de más, sin los descansos pertinentes y asumiendo responsabilidades que no les corresponden sin supervisión.
  • Según la organización, el 90% de los MIR catalanes se han unido a la protesta, sin contar a los de servicios mínimos.
MIR manifestándose delante del Departamento de Salud.
MIR manifestándose delante del Departamento de Salud.
Miquel Taverna

Este lunes Médicos Internos Residentes (MIR) de toda Cataluña han comenzado una huelga de tres días para reclamar mejoras formativas, laborales y retributivas. La semana pasada las reuniones con el Instituto Catalán de Salud (IC) y las patronales terminaron sin acuerdo y el comité de huelga ha preparado movilizaciones por todo el territorio con un seguimiento que se prevé masivo. 

De hecho, según la organización, el 90% de los MIR catalanes se han unido a la huelga, sin contar a los que han tenido que han realizado servicios mínimos. El colectivo, formado por 3.500 profesionales, tiene el apoyo del sindicato de Médicos de Cataluña y del movimiento por la sanidad pública Marea Blanca.

Los MIR son graduados en Medicina que, tras haber aprobado una oposición, obtienen una plaza como médico especialista en formaciónen un centro hospitalario. Este contrato dura entre cuatro y cinco años y es de carácter formativo, por lo que cobran un salario que ronda los 1.000 euros. No obstante, los residentes denuncian que su realidad muy distinta: poca formación, mucha responsabilidad sin supervisión y sin los descansos pertinentes. Si bien esta es una situación precaria que, aseguran, viene de lejos, la pandemia de la Covid-19 la ha agravado todavía más.

La protesta central de la huelga ha tenido lugar este lunes al mediodía ante el Departamento de Salud de la Generalitat. En ella se han oído gritos de “¿Dónde están los aplausos de las ocho?”, "No hay vocación con explotación" y "No estamos todos, faltan los de guardia". También se han podido ver carteles con consignas como “Stop abuso residentes”, "¿Y a nosotros quién nos cuida?" y  “Más formación, menos explotación”.

Manifestación de los MIR catalanes, este lunes en Barcelona.
Manifestación de los MIR catalanes, este lunes en Barcelona.
Miquel Taverna

Hablan los residentes

Uno de los protestantes es Nil, quien se encuentra en su tercer año de residencia en un hospital público de Barcelona. En declaraciones a 20 Minutos, explica que ve lógico cobrar menos porque “en teoría no deberíamos tener esta carga y responsabilidad”, pero la realidad es diferente: “La mayoría del tiempo estamos solo a cargo de pacientes, tomando decisiones que tienen impacto en la vida de la gente y no están supervisadas. Cubrimos sitios estructurales en el hospital, sustituimos adjuntos que no están y esto se tiene que retribuir de acuerdo con la responsabilidad que conlleva”, dice.

“Si vas a un hospital de noche, encontrarás un médico residente. El adjunto o no está o está durmiendo. Además, con el Covid han habido plantas enteras a cargo de médicos residentes, y esto también ha ocurrido en los hoteles salud y polideportivos de ampliación"."Que nosotros hacemos funciones superiores a una simple formación es una realidad y no cambiará. Pero queremos que se pague como se debe”, concluye. 

"Que nosotros hacemos funciones superiores a una simple formación es una realidad y no cambiará. Pero queremos que se pague como se debe”

Que los MIR no son simple personal en formación se ha hecho evidente cuando, en la primera jornada de huelga, les han puesto el 100% de servicios mínimos en las guardias, cuando "la estructura hospitalaria debería funcionar sin ellos", denuncian desde el comité de huelga.

Una MIR sujeta un cartel donde se lee: "Llevo 24 horas trabajando. ¿Te atiendo?", en la protesta de este lunes.
Una MIR sujeta un cartel donde se lee: "Llevo 24 horas trabajando. ¿Te atiendo?".
Miquel Taverna

Otra residente que se ha concentrado ante el Departamento es María, que se encuentra en su cuarto año de residencia también en un hospital público de la capital catalana. “A raíz de la pandemia hemos trabajado sin supervisión aún más de lo que ya estábamos acostumbrados, y en un sector del que no tenemos conocimiento. Yo, por ejemplo, estoy haciendo la especialidad de oftalmología y tuve que ir a la planta Covid”.

Así mismo, denuncia que las horas extra trabajadas no se han pagado como deberían: “Hemos trabajado más y hemos cobrado menos. Hemos cobrado los 1.000 euros de sueldo base porque las horas de más no se han considerado como complementarias", explica.

En la misma línea, Juanjo, médico residente de segundo año en el hospital Josep Trueta de Girona, considera que existe un “abuso en el horario laboral”, sin los descansos que les corresponden: “Legalmente tenemos que hacer un descanso ininterrumpido de 36 horas tras la guardia de 24 horas, y eso no se respeta. Cuando hacemos guardia todo el sábado, el lunes se tiene que ir a trabajar”, denuncia.

“Se están cobrando sueldos mileuristas con jornadas que pueden repercutir en la salud mental y física” apunta, y más todavía a raíz de la pandemia: “Se ha sobreexplotado al residente, y es importante que tengan en cuenta que una persona que está en explotación no tratará de forma adecuada al paciente. Si no se cuida al que cuida, no podrá cuidar al paciente de forma correcta”.

“Se están cobrando sueldos mileuristas con jornadas que pueden repercutir en la salud mental y física”

Miriam Domínguez, miembro del comité central de huelga, explica que las negociaciones comenzaron hace "un par de meses" pero que les han ofrecido soluciones ”poco concretas”, ante reclamaciones que consideran "legítimas y necesarias": “Pedimos cosas que ya están en la normativa y simplemente no se cumplen. Nos han ofrecido mandar una circular a los hospitales para que empiecen a cumplirse, pero sabemos que eso no funciona”, ha dicho en declaraciones a este diario.

El viernes pasado se celebró una reunión con el Govern y las patronales, y la solución que les propusieron, dicen, fue una subida salarial de 30 euros brutos al mes: “Que nos propongan una subida de menos de un euro al día nos parece que es reírse del colectivo”, asevera Domínguez, y añade: "El problema de todo esto es que la sostenibilidad del sistema de salud se basa en la precariedad de los empleados”.

Los médicos residentes catalanes, durante la protesta de este lunes ante el Departamento de Salud.
Los médicos residentes catalanes, durante la protesta de este lunes en Barcelona.
Miquel Taverna

Desde el comité también argumentan que su salario actual se estipuló en el Real Decreto de 2006 y que ha permanecido "prácticamente inamovible" desde entonces. El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) aquél año era de 550 euros. No obstante, a día de hoy, los residentes cobran prácticamente el SMI actual, que es de 950 euros. Además, calculan que a causa de la inflación los MIR han perdido estos últimos años entre un 15 y un 20% del poder adquisitivo.

El sindicato estima que los MIR han perdido entre un 15 y un 20% de poder adquisitivo los últimos años

En la reunión de este lunes con Xavier Rodríguez i Guasch, director de servicios del Departamento de Salud, no ha ocurrido “nada nuevo”, según el comité de huelga: “Ha sido una reunión corta, de unos 20 o 30 minutos. Nos han vuelto a decir que tenemos razón en muchas cosas y que van a transmitir nuestras preocupaciones. No han querido mojarse”, explican.

Las negociaciones continuarán este martes a las 13 horas, que será cuando se reúnan con los empleadores del ICS, UCH y CAPSS y con mediación del Departamento de Trabajo de la Generalitat como mediador. El sindicato ya avisa de que, si no se llega a un acuerdo, las protestas se alargarán. Por ahora, la próxima semana hay convocada otra huelga de cinco días, del 28 de septiembre al 2 de octubre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento