¿Qué es el síndrome mano-pie? Síntomas, causas y tratamiento

Manos
Manos. 
GTRES

El síndrome mano-pie o eritrodisestesia palmoplantar es una afección que se caracteriza por la presencia de dolor, hinchazón, adormecimiento, cosquilleo o enrojecimiento tanto de las manos como de los pies, tal y como describen desde el Instituto Nacional del Cáncer. Este síndrome se da, en ocasiones, como un efecto secundario de ciertos medicamentos contra el cáncer. 

De hecho, un equipo de investigadores españoles del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha descubierto los factores genéticos que contribuyen a que algunos pacientes oncológicos que son tratados capecitabina desarrollen el mencionado síndrome. 

Además de la capecitabina, hay otros medicamentos que también pueden causar el síndrome mano-pie: doxorubicin, fluorouracil, liposomal doxorubicin o cytarabine, entre otros, tal y como indica desde el Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSK). 

Síntomas y tratamiento para el síndrome mano-pie

Los síntomas de esta afección que afecta a las manos y los pies suelen aparecer entre las 3 y 6 semanas después de comenzar el tratamiento de quimioterapia. 

Según el tratamiento de quimioterapia que se le esté aplicando al paciente, este puede presentar los siguientes síntomas en las palmas de las manos y las plantas de los pies: 

  1. Picazón, hormigueo o dolor con sensación de ardor, sobre todo, en las yemas de los dedos y los dedos del pie
  2. Piel seca, agrietada, escamosa o descamada
  3. Piel gruesa, de apariencia similar a un callo
  4. Enrojecimiento leve o brillante
  5. Inflamación
  6. Ampollas

Estos síntomas pueden variar de una molestia leve a una sensación de dolor que puede impedir a la persona afectada realizar sus actividades diarias. De hecho, en algunos casos, a algunas personas les cuesta caminar.

Estos síntomas desaparecen cuando se reduce la dosis de quimioterapia o se suspende el tratamiento. La piel comenzará a sanar después de algunas semanas.

Sin embargo, pueden ayudar los medicamentos antiinflamatorios tópicos, tales como cremas corticoesteroides. Además, es posible que el médico tome la decisión de suspender la quimioterapia durante un tiempo, tal y como indican desde Cancer.net. Se pueden utilizar las siguientes opciones para el tratamiento del síndrome mano-pie:

  1. Analgésicos tópicos, como la lidocaína.
  2. Existen cremas exfoliantes humectantes tópicas. Las que contienen urea, ácido salicílico o lactado de amonio son las más útiles.
  3. Analgésicos, como ibuprofeno, naproxeno y celecoxiba.
  4. Bolsas de hielo bajo las manos y los pies durante la administración de quimioterapia para evitar el síndrome mano-pie causado por el paclitaxel, el docetaxel o la doxorrubicina.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento