Un constructor vasco compra un terreno sin saber que había un cementerio de soldados británicos

  • Después de la compra en 2004, denuncia que "se sigue enterrando a gente" en un terreno suyo.
Curiosa situación la que trata de resolver un constructor vizcaíno. En 2004 compró un terreno al Reino Unido para edificar, pero las autoridades británicas lo utilizan como cementerio de soldados caídos en combate y quieren revocar la venta. El asunto está en los tribunales.
Curiosa situación la que trata de resolver un constructor vizcaíno. En 2004 compró un terreno al Reino Unido para edificar, pero las autoridades británicas lo utilizan como cementerio de soldados caídos en combate y quieren revocar la venta. El asunto está en los tribunales.
Un constructor vasco compra un terreno sin saber que había un cementerio de soldados británicos.

Soldados británicos de la Primera y la Segunda Guerra Mundial yacen en un terreno que Salvador, un constructor vasco, compró al Gobierno británico en el año 2004 por 224.000 euros para edificar. Sin embargo, ambos mantienen a día de hoy un conflicto difícil de resolver y que ya está en manos de los tribunales.

Según este comprador, en ningún sitio figuraba la existencia de un cementerio sino que solo aparece el terreno como "finca rústica". Catorce años después y una vez que el Gobierno británico se entera de la nueva titularidad de camposanto, procede a demandar a Salvador y pide que se anule el contrato de compraventa sin éxito.

"El argumento que dan es que ellos me dieron algo que no querían vender", explica el constructor, que finalmente ha perdido el juicio y ha recurrido la sentencia. A la espera de una nueva resolución, asegura que "se sigue enterrando gente en un cementerio que es nuestro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento