La Xunta ve "riesgo" en el brote de Verín por el envejecimiento poblacional y el "alto" número de hospitalizados

La Consellería de Sanidade ha extendido las restricciones para hacer frente a la pandemia de la COVID-19 a Verín (Ourense) por, además de la "tendencia ascendente" de los contagios en los últimos tres días en la comarca, el "riesgo" que supone el envejecimiento de la población en el municipio y al "alto" número de casos positivos que requieren hospitalización.

Así se desprende de la orden publicada este viernes en el Diario Oficial de Galicia (DOG), que desde medianoche ha impuesto en Verín las medidas que todavía mantienen Santiago, Silleda, Lalín, Lugo, Ourense, Poio, Pontevedra, Vilaboa, Marín y varios barrios de A Coruña.

En el caso de la comarca Verín, el informe elaborado por la Dirección Xeral de Saúde Pública observa que si bien los contagios acumulados a siete días presentan una "tendencia estable" y el número reproductivo instantáneo todavía se sitúa "por debajo de 1" -es decir, cada persona con coronavirus contagia a menos de una-, la tranmisión se observa "ascendente" desde el miércoles, 16 de septiembre.

No obstante, Sanidade destaca que en la capital comarcal la tasa de transmisión en los últimos 14 días es "alta" y el número de positivos hospitalizados también es "alto" para ser una zona "tan pequeña" -11 ingresos de pacientes COVID en el hospital de la localidad-. Además, tiene el riesgo añadido "de ser una población muy envejecida".

Por estas razones, el informe de Saúde Pública ha recomendado adoptar medidas restrictivas en Verín, donde desde este sábado las reuniones están limitadas a 10 personas no convivientes y los aforos no deberán superar el 50 por ciento con carácter general en establecimientos comerciales, de restauración y de hostelería. En el caso de las terrazas, la capacidad será del 75 por ciento, pero el consumo en barra está prohibido.

RECOMENDACIONES A MAYORES DE 75 AÑOS

Cabe destacar que, en este mismo término municipal, Sanidade recomienda a los mayores de 75 años, así como a otros grupos vulnerables a la COVID-19 y que presenten alguna enfermedad respiratoria que se pueda agravar por el uso de mascarilla, que eviten salir de casa en las horas "de previsible afluencia o concentración de personas en la vía pública y en espacios o establecimientos abiertos al público".

Entre otras medidas que rigen en las localidades con restricciones, como es el caso de Verín desde este sábado, y que deberán ser controladas por parte de las autoridades locales "dentro de sus competencias", está la limitación de los aforos al 50 por ciento también en los interiores de lugares de culto, bibliotecas, academias, piscinas e instalaciones deportivas.

Asimismo, se reduce la capacidad de celebraciones como bodas, bautizos y comuniones -50 personas en espacios cerrados y 100 al aire libre-.

En cuanto a mercados al aire libre y ferias, no podrán superar el 50 por ciento de los puestos habituales o autorizados, de modo que se limite la afluencia de clientes. En este sentido, se autoriza al Ayuntamiento a aumentar la superficie habilitada para estas actividades o extenderlas a nuevos días para compensar las restricciones.

VELATORIOS ENTRE 10 Y 25 ASISTENTES

En cuanto a los velatorios, estarán permitidos en todo tipo de instalaciones, públicas y privadas, debidamente habilitadas, con un límite máximo de 25 asistentes en espacios al aire libre o de 10 en cerrados, sean o no convivientes, además del ministro de culto que corresponda.

El límite será de 60 personas en espacios cerrados y de 150 al aire libre -sin que se supere el 50 por ciento del aforo de los recintos- en congresos, reuniones de negocios, conferencias, eventos deportivos y entrenamientos, así como en cines, teatros y auditorios. Eso sí, podrán tener hasta 100 personas en lugares cerrados y 300 al aire libre si los organizadores presentan un plan de prevención de contagios y lo autoriza la Dirección Xeral de Saúde Pública.

Además, con el objetivo de evitar actividad "prohibidas relacionadas con el consumo de bebidas alcohólicas" en parques y otros lugares de tránsito público, Sanidade recomienda a los ayuntamientos afectados el cierre de estos espacios desde la medianoche hasta las 6,00 horas de la mañana.

SIN RESTRICCIONES EN ARTEIXO, O ROSAL Y A GUARDA

De forma paralela a la extensión de las medidas a Verín y al endurecimiento en cuatro calles de Ourense, Sanidade ha decidido desde este sábado levantar las medidas especiales en el municipio coruñés de Arteixo y en los pontevedreses de A Guarda y O Rosal, debido a la bajada de las tasas de transmisión a tres y siete días.

En lo relativo a Arteixo, localidad que permanecía con restricciones ya desde el 8 de agosto, el correspondiente informe de la Dirección Xeral de Saúde Pública destaca que la investigación del brote y el "descenso" de las tasas acumuladas a 14 días permite que no haya "inconveniente en suspender las restricciones" en el municipio.

No obstante, a pesar de los buenos datos que anota todo el área de A Coruña, el mismo informe todavía considera "conveniente" mantener las medidas en varios barrios de la capital provincial "hasta verificar que el descenso de casos y tasas está consolidado".

En el caso de A Guarda y O Rosal, Sanidade ha decidido levantar las limitaciones después de una semana en vigor al constatar la "buena" evolución de estos municipios, puesto que en los últimos tres días tan solo se identificó "un único caso" en cada uno de ellos.

De hecho, el informe de Saúde Pública sobre la comarca de Baixo Miño avala el "descenso" de la incidencia acumulada de la COVID-19 en los últimos tres y siete días y sitúa por debajo de uno el número reproductivo instantáneo, por lo que cada positivo infecta a menos de otra persona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento