Iglesias señala a Madrid como el ejemplo de por qué el Gobierno no debe pactar los Presupuestos con Cs

  • El líder de Unidas Podemos promete que las cuentas van a "dejar ver la influencia" morada en el Consejo de Ministros.
Pablo Iglesias, durante su intervención en el Consejo Ciudadano.
Pablo Iglesias, durante su intervención en el Consejo Ciudadano.
DANI GAGO

Cs gobierna la Comunidad de Madrid con el PP, es corresponsable de las medidas de confinamiento decretadas para parte de los barrios y municipios con menor renta de la región y eso demuestra que un Gobierno progresista no puede pactar con el partido naranja los Presupuestos Generales del Estado. Así lo defendió este sábado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que adelantó que el borrador de las cuentas que está preparando la formación morada con el PSOE estará terminado próximamente y "no va a gustar" a Cs.

Ese fue uno de los mensajes que trasladó Iglesias en su discurso de apertura de la reunión que mantiene este sábado el Consejo Ciudadano de Podemos, su máximo órgano entre congresos, convocado de forma parcialmente virtual por la pandemia de coronavirus. El líder morado insistió en la tesis que lleva meses manteniendo: la única "mayoría viable" tanto para los Presupuestos como "para dar un sentido progresista a la legislatura" es la que conforman PSOE, Unidas Podemos y los partidos nacionalistas e independentistas.

De ese cálculo, sostuvo Iglesias, queda excluido Cs por sus propias acciones. "En España existe una anomalía con respecto a Europa: las fuerzas políticas que se pretenden inscribir en las tradiciones conservadora y liberal", el PP y Cs, "han unido su destino histórico con la ultraderecha", argumentó. Y que esas formaciones estén "gobernando con la ultraderecha en muchos territorios" provoca la "vergüenza de sus socios en Europa", planteó, porque no se puede llegar a acuerdos con quien gobierna con el apoyo de "los que están reivindicando la dictadura" y quieren "ilegalizar a millones de votantes".

La apuesta es clara: los socios de la investidura, que además han dejado claro "de manera explícita" que están "dispuestos a negociar" tras la reunión que mantuvo Iglesias esta semana con ERC y EH Bildu. Con esos compañeros de viaje, el líder de Podemos prometió que los Presupuestos van a "dejar ver la influencia" de Unidas Podemos. "Van a ser ambiciosos, con una inversión fuerte, llamados a fortalecer lo público, a reconstruir muchos de los elementos dañados por la pandemia, y van a incluir algunos avances importantes en materia de justicia fiscal", aseguró. 

En este sentido, el líder de Podemos insistió en que es clave subir algunos impuestos a rentas altas y grandes empresas pese al momento de parón económico. "Ningún Gobierno progresista se puede permitir no tomar medidas para corregir la brecha de siete puntos en justicia fiscal", zanjó. Y el Ejecutivo debe mantener ese rumbo pese a las "presiones" que, seguro, va a recibir para pactar con Cs, dijo.

Una "nueva república" en el horizonte

Iglesias también defendió que la "crisis" que, a su juicio, están sufriendo el modelo de Estado y la monarquía -especialmente entre los más jóvenes, señaló- acercan un "horizonte" en el que, en el futuro, se pueda establecer una "nueva república". "Debemos tener la valentía para poner sobre la mesa de que España debe avanzar" a ese objetivo para que "la democracia llegue a la Jefatura del Estado", defendió. 

"No se entiende que la ciudadania no pueda elegir a su jefe del Estado" y que este "no tenga que responder ante la justicia", denunció el líder de Podemos. Y, aunque admitió que hoy en día no existe una "correlación de fuerzas" suficiente para una reforma constitucional que modifique el modelo de Estado -que requeriría usar el método agravado por afectar a la Corona-, aseguró que "las cosas pueden cambiar", y la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno es el "ejemplo" de ello.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento