Ferrán Adrià
Ferrán Adrià (KORPA) KORPA
La titular del Juzgado de primera instancia número 2 de Barcelona ha requerido a Ferran Adrià y a Juli Soler, propietarios de El Bulli, para que exhiban la contabilidad del restaurante entre 2003 y 2005, en la demanda que han presentado contra ellos los hijos de un antiguo socio.

Según informa el abogado de los hijos de Miquel Horta, los representantes legales de Ferran Adrià y Juli Soler deberán presentar la documentación desde el ejercicio 2003 hasta el 14 de junio del 2005 del mundialmente conocido restaurante El Bulli en una comparecencia que el juez ha fijado para el día
23 de enero del próximo 2009.

Horta Almaraz no tenía capacidad legal al padecer un trastorno psiquiátrico
Los hermanos Jofre y Sergi Horta Antoniou presentaron en abril pasado una demanda contra Adrià y Soler al considerar que éstos engañaron a su padre, Miquel Horta Almaraz, cuando le compraron su parte del restaurante el año 2005.  Ambos hermanos valoran que su padre recibió un "precio irrisorio" por las acciones que poseía en el restaurante de Roses (Girona) y que adquirió en 1994.

Una vez que se consiga analizar esta documentación, los hermanos no descartan continuar las acciones legales para obtener un precio más adecuado que el que recibió su padre hace tres años. De hecho, en el auto se indica que los demandantes se proponen ejercitar una "acción de nulidad de la compraventa" del año 2005 por que en aquel entonces Horta Almaraz no tenía capacidad legal al padecer un trastorno psiquiátrico y también porque "fue engañado sobre el verdadero valor de las acciones".

Además, pretenden reclamar una indemnización de daños y perjuicios ocasionados por el "enriquecimiento injusto y abuso de derechos de los demandados" Adrià y Soler.