Mariscadores y percebeiros afectados por la construcción del Puerto Exterior tomaron esta mañana la Casa del Mar, sede de la Delegación de Pesca, e iniciaron a las nueve de la mañana un encierro «indefinido» en protesta por los retrasos en el cobro de indemnizaciones (4,5 millones) por parte del Gobierno.

El colectivo culpa a la Xunta de no cumplir su parte del convenio, que establecía que los primeros pagos se harían antes de 2009.

Los afectados aseguran que mantendrán sus protestas hasta "que lles paguen ou os boten".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA