Segundo premio de la Lotería de Navidad.
Cuatro trabajadores de Wolters Kluwer (abajo) junto a tres miembros de la administración de lotería número 22, que dio un quinto premio, y el dueño del Restaurante Papa y Tango. PABLO ELÍAS

Los trabajadores de la consultora Wolters Kluwer en Valladolid han sido agraciados con el segundo premio de la Lotería de Navidad.

13 de los 14 empleados de esta editorial jurídica llevaban un décimo (uno de ellos jugaba dos) del 78.400, número que jugaba la empresa para toda España.

"Nos ha tocado 100.000 euros al décimo, o sea 1.400.000 euros", explicaba con una copa de champan en la mano Jorge.

La empresa ha repartido prácticamente la totalidad del segundo premio (casi 190 millones de euros) que compró en Madrid.

"Ha sido un subidón. Estábamos siguiéndolo en directo por Internet y al principio nos hemos quedado dudando, porque bailaba un número, pero en cuanto lo hemos comprobado... imagínaté", subrayaba.

"A los 10 minutos nos hemos bajado de la oficina para celebrarlo", comentaba, mientras brindaba con sus compañeros en el Restaurante Papa y Tango.

"Para mí también supone un alegrón", dice el dueño del local, Luis. "Es gente que viene todos los días".

Manu seguía con la alegría. "Me voy a comprar cinco o seis kilos de carabineros frescos. Estaba buscándolos congelados, pero ahora...", comenta.

Susana también sonríe. "Venga cuantos somos para la comida de mañana. Busca con quien dejas al niño Jorge que mañana nos vamos todos", afirma.

Elena, mujer de otro agraciado, Fernando, da la explicación de porque ha tocado el premio. "He puesto todos los números en casa con una brujita que tengo y mira".  

Curiosamente, a la hora de la comida los empleados de Wolkers Kluwer, que aún seguían con el champang, coincidieron con los trabajadores y la dueña de la Administración de Lotería número 22, que han repartido 10 décimos de un quinto premio (30.227), el único que se ha vendido en la provincia.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID