El miércoles se cumple un año desde que se puso en marcha el tren de alta velocidad entre Málaga y Madrid con el avión como principal víctima. El número de pasajeros de los vuelos entre Málaga y Madrid se redujeron un 27% en los primeros once meses de 2008 respecto al mismo periodo de 2007. La conexión aérea entre Málaga y Barcelona perdió un 23% de viajeros, según AENA.

El AVE se ha convertido en una alternativa a volar, ya que el precio es similar (algo más de 100 euros), pero no es necesario presentarse con una hora de antelación. Además, el tren permite acabar el viaje en el centro de la ciudad de destino y no a las afueras, donde se ubican los aeropuertos.

El bus a Madrid, para inmigrantes y jóvenes. El AVE, para profesionales y ejecutivos
Aunque la crisis económica influya en estas cifras, AENA indica que la implantación del AVE ha influido "de manera decisiva" en este descenso.

El número de pasajeros de ferrocarril entre ambas ciudades ha aumentado de un millón a casi dos millones en un año. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, destaca que estos datos " garantizan la buena acogida y el éxito" del AVE, que además ha llegado puntual a su destino en el 98% de las ocasiones.

La llegada del AVE supuso la desaparición de los trenes Talgo entre Málaga y Madrid, unos 15 euros más económicos, aunque más incómodos y dos horas más lentos.

En junio la estación de autobuses de Málaga indicó que el precio del billete de la Alta Velocidad explicaba un 5,6% de aumento entre los usuarios de la empresa Daibus. Sin embargo, el año se cierra con un 1,6% de pérdida de viajeros imputable a la crisis económica. En su mayoría, estudiantes, inmigrantes y trabajadores eligen bus porque prefieren esta opción debido al coste del AVE, señala la EMT.

Los menores de 26 años pueden hacer cada trayecto, de más de seis horas, por menos de 19 euros. El ticket ordinario asciende a 21,63 euros. Los descuentos por Carné Joven en el AVE dejan el billete a casi 60 euros. Si se reserva con 15 días de antelación la reducción de la tarifa puede llegar al 60%, aunque estas plazas están limitadas. Con siete días de antelación, el abaratamiento es del 40%.

El presidente de la Unión de Agencias de Viajes de España, Ramón Buendía, indica que los viajeros AVE son, sobre todo, ejecutivos y profesionales que deben ir y volver en el mismo día. "Les compensa este tren respecto al avión por el tiempo, no tanto por el dinero, que es casi lo mismo".

El presidente de la Asociación de Comerciantes de la Estación María Zambrano, Francisco Marín, también destaca que los comercios se instalaron allí para atender a un cliente "de perfil medio-alto proveniente del AVE". La estación ha registrado en el último año 2,8 millones de visitantes, según Renfe, "pero nosotros esperábamos que 3 millones viniesen en el AVE, en exclusiva. Aquí hay 100 comercios".

Por su parte, CCOO considera positiva la existencia del AVE en Málaga porque ha asegurado empleo en el taller de Los Prados y porque la línea abre la puerta a que Málaga sea un destino de turismo de negocio. El sindicato pide que se completen las infraestructuras ferroviarias con el corredor litoral a lo largo de la costa de la provincia.

Barcelona, una hora más cerca

El viaje del AVE entre Barcelona y Málaga se acortará en casi una hora (hasta cinco horas y media) desde el 10 de enero al entrar en servicio el "by-pass" Sur de Madrid. Los convoyes no tendrán que pasar por la estación de Atocha.

Los trenes AVE realizan desde el 20 de febrero un recorrido diario entre Málaga y Sevilla y Barcelona, sin necesidad de transbordos. La línea Málaga-Barcelona ha tenido 87.700 viajeros desde enero hasta el 15 de diciembre.

Por otra parte, Renfe ha concluido la fabricación del séptimo y último tren de alta velocidad S-130 en el taller de Los Prados de Málaga. Así se completa la construcción de esta serie, que comenzó en julio de 2007. Se han hecho catorce cabezas tractoras y 77 coches de la serie 130, que se comercializa con el nombre de Alvia.