Lotería de Navidad
Mari Carmen, con su décimo de lotería roto JORGE PARÍS

Mari Carmen Valiente, de 69 años, destacaba entre el ambiente de fiesta que se vivía en el centro comercial Carrefour de la Avenida de Andalucía. La administración del centro había vendido el segundo premio de la Lotería de Navidad , el número 78.400.

Su gesto de preocupación la delataba. Ella también era una de las agraciadas. La acababan de tocar 100.000 euros, pero había metido, por error, el número premiado en la lavadora.

He metido el boleto en una bolsa de guisantes para congelar y me he venido en un taxi

"Me metí el décimo en el bolsillo del gabán y me olvidé de él hasta que he oído el número en el sorteo. Lo había metido en la puta lavadora y estaba irreconocible. Luego lo he metido en una bolsa de guisantes para congelar y me he venido en taxi", explica Mari Carmen a 20minutos.es.

Mari Carmen había comprado el número como regalo para su hijo Jorge, que está en el paro.

Sin embargo, aún no está todo perdido. La lotera le dio la última esperanza a Mari Carmen, porque la Casa de la Moneda dispone de un sistema para reconocer los décimos.