El grupo resultante de la fusión de Caixabank y Bankia prevé ahorros anuales de 770 millones

CaixaBank y Bankia acuerdan fusionarse
CaixaBank y Bankia acuerdan fusionarse
Europa Press
CaixaBank y Bankia acuerdan fusionarse
Europa Press

El grupo resultante de la fusión de Caixabank y Bankia prevé unos ahorros anuales de 770 millones de euros y la generación de nuevos ingresos por importe de 290 millones de euros, según la presentación remitida este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, los consejos de administración de ambos bancos han aprobado la ecuación de canje de 0,6845 acciones ordinarias nuevas de CaixaBank por cada acción de Bankia.

El precio pactado incluye una prima del 20% sobre la ecuación de canje a cierre del 3 de septiembre, antes de la comunicación al mercado de la existencia de negociaciones sobre la operación. Además, supone una prima del 28% sobre la media de ecuaciones de canje de los últimos tres meses. El canje establecido supone que los accionistas de CaixaBank representarán, inicialmente, el 74,2% del capital de la nueva entidad, y los de Bankia, el 25,8%.

CriteriaCaixa, entidad controlada al 100% por la Fundación Bancaria 'la Caixa', se mantendrá como accionista de referencia de CaixaBank con alrededor del 30% del accionariado, mientras que el FROB alcanzará el 16,1%.

Estructura accionarial

La estructura accionarial de la entidad combinada se completa con un 54% de 'free float' (acciones cotizadas en el mercado de valores), el 37% corresponde a inversores institucionales y el 17%, al mercado minorista. Además, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri será el presidente ejecutivo de la nueva entidad, mientras que el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, ocupará el cargo de consejero delegado.

Goirigolzarri será responsable de las áreas de secretaría del consejo, comunicación externa, relaciones institucionales y auditoría interna como nuevo presidente. Por su parte, Gortázar tendrá bajo su control el resto de áreas de la nueva entidad, reportará "directamente" al consejo de administración y presidirá el comité de dirección, apunta el proyecto de fusión.

El consejo de administración de la nueva CaixaBank, una vez culminada la absorción de Bankia, tendrá 15 miembros, dos serán consejeros ejecutivos, tres dominicales, que representan los intereses de los accionistas, nueve independientes y un externo, según han detallado este viernes.

Los consejeros independientes suponen un 60% del total de consejeros, siguiendo las recomendaciones de buen gobierno, y la representación de mujeres alcanza el 33 %. Como adelantó Efe, dos consejeros dominicales serán elegidos a propuesta de CriteriaCaixa, el mayor accionista de CaixaBank, y serán Tomás Muniesa y José Serna, y un tercero por parte de la matriz de Bankia, controlada íntegramente por el Estado.

Ambas entidades esperan cerrar la operación durante el primer trimestre de 2021, una vez recibidas todas las autorizaciones regulatorias pertinentes (Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la no oposición por parte de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, la CNMV y el Banco de España a la adquisición por CaixaBank de participaciones significativas en sociedades sujetas a su supervisión).

El nuevo grupo, que mantendrá la marca CaixaBank, será el banco de referencia en España con más de 20 millones de clientes, una cuota en créditos y depósitos del 25% y 24%, respectivamente, y una presencia geográfica "diversificada y equilibrada", según han destacado ambas entidades.

"Es más necesario que nunca" crear entidades con tamaño crítico

El futuro presidente ejecutivo de la entidad resultante de la fusión CaixaBank-Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado este viernes que la operación llega en un momento en que es "más necesario que nunca" crear entidades con un tamaño "crítico", capaces de apoyar a familias y empresas.

El hasta ahora presidente de Bankia ha explicado en una nota de prensa conjunta que esta fusión, que conforma "la primera franquicia española", contribuirá también a reforzar la solidez del sistema financiero, al tiempo que continuará desarrollando "las mejores prácticas de gobierno corporativo".

Asimismo, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, que ocupará el mismo cargo en la entidad fusionada, ha destacado que la operación permitirá a ambas entidades afrontar "los desafíos de los próximos 10 años con mayor escala, fortaleza financiera y rentabilidad".

Y ello se traducirá en "un mayor valor" para los accionistas, en "más oportunidades" para los empleados, en un mejor servicio a los clientes y en "una mayor capacidad para apoyar la recuperación económica en España".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento