Un hombre ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Málaga a un año de prisión por propinar una paliza a otro al que fracturó huesos nasales, y además causó diversas heridas y erosiones, en una calle de la localidad malagueña de Torremolinos.

Según la sentencia, los hechos tuvieron lugar en 2005, cuando el acusado, natural de Marruecos, comenzó a discutir con la víctima en el exterior de un bar, tras lo cual comenzó a pegarle puñetazos y patadas tirándolo al suelo, donde continuó agrediéndole.

El herido precisó asistencia sanitaria por lesiones en el ojo izquierdo, fractura no desplazada de huesos nasales, erosiones en rostro y traumatismo facial con movilidad de piezas dentales, por lo que necesitó tratamiento quirúrgico y 21 días para curar.

El acusado, sobre el que no constan antecedentes penales, está condenado por un delito de lesiones, y deberá indemnizar a la víctima con 1.890 euros.