Un informe de Moderna pone en duda que la vacuna de EE UU pueda estar lista este año como defiende Trump

Un técnico de Moderna, una de las farmacéuticas que trabajan en el desarrollo de una vacuna contra la COVID-19.
Imagen de archivo de un técnico de la farmacéutica Moderna.
Europa Press

La farmacéutica estadounidense Moderna, que desarrolla una de las vacuna contra la Covid-19 más avanzados del planeta, ha emitido este jueves un informe de protocolos de 135 páginas del proyecto en el que prevé que los primeros análisis de los ensayos clínicos que está realizando se realizarían en diciembre.

El informe considera además que esos primeros análisis no serán concluyentes para establecer si la vacuna es efectiva y que habrá que esperar a otros reportes emitidos en marzo o mayo para poder hacerlo.

El consejero delegado de la compañía, Stephen Bancel, ha contradicho posteriormente las fechas proyectadas por el extenso informe de su empresa, que habían caído como un jarro de agua fría después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, hubiera defendido que la vacuna estaría ampliamente disponible a final de año.

El mandatario también dijo este miércoles que espera que haya una vacuna disponible en octubre, probablemente, según sus cálculos, pocos días antes de las elecciones del 3 de noviembre en las que se juega su reelección.

Bancel ha asegurado que, internamente, se podrá conocer si la vacuna de Moderna era eficaz en octubre, aunque ha considerado que lo más probable es tuvieran esos datos en noviembre y se hagan públicos en diciembre.

"Creo que es improbable, pero es posible", ha declarado Bancel en la cadena CNBC. "Si el índice de infecciones en el país se reduce en las próximas semanas podríamos tener un escenario en el que (la publicación) sería en diciembre".

La vacuna de Moderna se encuentra en la última fase de ensayos clínicos con humanos y ya ha conseguido más de 25.000 participantes, de los 30.000 que requerían.

Moderna es, junto con AstraZeneca y Pfizer, que colabora con la alemana BioNTech, uno de los más prometedores desarrolladores de la vacuna contra la COVID-19.

AstraZeneca tuvo que detener temporalmente los ensayos debido a que un participante sufrió una reacción adversa y solo ha reiniciado las pruebas en algunos países.

Pfizer, que utiliza una tecnología similar a la de Moderna, de ARN mensajero, espera tener resultados preliminares de eficacia y seguridad en octubre. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento