Una imagen del mercado de El Fontán
Una imagen del mercado de El Fontán R. A

En tiempos de crisis y ahorro casi obligado, los comerciantes asturianos han optado por no subir los precios para intentar así animar a los consumidores, al menos, durante las Navidades. Quedan dos días para la Nochebuena y, de momento, sólo algunos productos típicos, sobre todo determinados pescados y mariscos, se han encarecido, aunque la mayoría mantienen los precios como el resto del año y más baratos que años anteriores.

Los percebes podrían llegar a 140 euros

De momento, lo que más ha subido es el pixín. En el mercado de Oviedo de El Fontán hay puestos que lo venden un 44% más caro que hace un mes. El rape está a 36 euros el kilo cuando en noviembre se podía comprar a 25. Las almejas valen un 24% más caras, "diez euros más cada tamaño", cuentan en la pescadería Frasco. Las que ahora se pagan a 52 euros el kilo, hace en noviembre se compraban a 42 euros. Los percebes también han subido y llegan ya a 70 euros, cuando el resto del año se venden a 30 euros (el año pasado, alcanzaron los 170 euros).

Pero, a parte de estos productos, el resto se mantiene «o incluso está más barato que otros años», explican en la pescadería ovetense La Mundial. La merluza del pincho se vende a 12,90 euros el kilo y la pescadilla, a 9,90. La lubina salvaje en unos grandes almacenes céntricos de Gijón, está a 19,90 euros el kilo, "cuando otros años a estas alturas ya estaba a 30 euros". Y notan que "mucha gente lleva el pescado ahora para congelarlo y así les sale más económico".

No habrá el subidón de otros años

La mayoría de los comerciantes consultados por 20 minutos considera que estas Navidades no habrá el "subidón" de otros años por la crisis. Alfonso, de la pescadería ovetense Milagros, cree que incluso podrían bajar los precios "porque esta semana entran 11 barcos de pescado". Y todos creen que si sube, será en estos últimos días.

Uvas y carne, igual

Como podría pasar con las uvas, que "hasta el mismo día de Nochevieja no se compran", explican. Ahora se venden a 2,60 euros el kilo en el mercado y a 1,95 en el supermercado.

Comprar en el mercado sale más caro en la mayoría de los casos pero "la calidad es mucho mejor", reconocen en ambos establecimientos.

La carne, "está igual que todo el año", dicen en supermercados, mercados y grandes superficies.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE OVIEDO Y GIJÓN