La falta de ofertas de trabajo ha vaciado la Oficina de Extranjería (en la calle Obispo Cobarrubias) y ha generado una mayor celeridad en los trámites de petición de cita. Además, ha reducido considerablemente los tiempo de cola en la propia puerta de la jefatura, según explicaron diversos abogados y comprobó 20 minutos. En estos momentos están pasando por las oficinas alrededor de 200 personas al día, cuando hace dos años, a primera hora de la mañana, ya esperaban en la calle más de 300.

Hace menos de medio año, las esperas para conseguir una cita eran de 2 o 3 meses; ahora se consigue en alrededor de una semana. La inclusión de la mayoría de los procesos por Internet es otra de las claves de esta situación.

Unas 200 personas de media pasan al día por la Oficina de Extranjería de Zaragoza

Para conseguir un permiso de residencia en España, es requisito necesario disponer de un puesto de trabajo pactado con un empresario. Debido a la actual crisis y a la escasez de contratos (sólo en lo que va de año, en Aragón se han firmado 26.000 contratos menos que el año pasado) hace que muchos inmigrante desistan de pedir papeles, lo que al final reduce considerablemente el trabajo de Extranjería.

Hasta el pasado mes de octubre, para realizar la mayoría de los trámites (reunificación familiar o solicitud inicial de residencia) el interesado debía acudir en persona para obtener la cita y posteriormente regresar el día asignado.

Este sistema producía unas largas colas tanto dentro de la jefatura como en la propia calle (con el agravante de pasar frío en fechas de invierno). Ahora, todas las solicitudes, excepto la de arraigo, se pueden realizar por Internet.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA.