A sólo dos días para Nochebuena, los consumidores que hayan dejado sus compras para última hora se pueden terminar atragantando con el menú. La cesta de Navidad es un 40% más cara que el pasado año, y el principal responsable de la subida es el pescado fresco, uno de los habituales en la mesas.

Un seguimiento de precios realizado por 20 minutos en la plaza de Lugo revela que en apenas un mes la lubina cuesta un 58% más (ronda los 32 euros el kilo) y el besugo es hasta75% más caro: se cotiza a unos 40 euros el kilo.

Las placeras señalan, al margen de las subidas clásicas de esta época, al temporal como gran responsable y son conscientes de que estas navidades se notará un bajón de clientela. «Entre esto y la crisis... la gente que antes ponía marisco, ahora se olvida o mira mucho el precio», asegura una de las pescantinas. Pero el subidón de precios no ocurre de momento en otras ciudades de España. En Sevilla, Madrid o Bilbao se han congelado incluso algunos productos han caído.

La carne aguanta 

Sin embargo, en A Coruña productos típicos como las nécoras (18 euros), centollas (24) y cigalas (en torno a los 50) son los responsables de que para muchos la cuesta de enero se suba este año en diciembre. «Dan ganas de pasarlas con un bocata», lamenta Luis Castiñeira, un habitual de la plaza de Lugo, en la que sólo la carne mantiene los precios de 2007: se puede comprar a 12 euros el kilo.

En todo caso, una buena elección puede suponer un ahorro de unos 120 euros en la cesta de la compra. Un menú formado por langostinos, cordero, turrón y cava sale hasta un 30% más barato si se opta por uno u otro establecimiento.

Pero, cuidado. Esta semana, grande para el sector, en las estanterías de los hipermercados empezará a haber precios distintos (y ofertas) con respecto a hace una semana. En 2007, las diferencias llegaron a ser del 50% en sólo diez días.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA