Para salir de marcha, Galicia es un paraíso. Al menos en lo que a oferta se refiere. Sobre el papel sólo habría que darse de codazos para llegar a la barra si saliesen todos los gallegos.

Con todos los habitantes de la comunidad dispuestos a tomarse un café, un vino,una copa o sentarse a cenar, tendrían a su disposición 26.473 locales hosteleros. Es decir, uno por cada 104 gallegos. Con esta media la comunidad se sitúa a la cabeza de España en lo que a posibilidades se refiere, según un informe de La Caixa.

Ranking nacional

Sólo en Baleares (con 90 habitantes por cada local disponible) y en Cantabria (con 94) hay más posibilidades a la hora de elegir donde desayunar, comer, cenar o simplemente donde tomarse un vino. En el ranking nacional, los que más apretones tienen que soportar son los ceutíes, a los que les toca un local por cada 248 vecinos de la ciudad autónoma. Los melillenses tampoco andan muy sobrados a la hora de elegir y, curiosamente, entre las regiones con menos oferta destaca Madrid (que ocupa el tercer puesto por la cola).

Sólo en Baleares y en Cantabria hay más posibilidades a la hora de elegir donde comer

De compras y en bares, restaurantes y demás los gallegos están bien servidos, tampoco se pueden quejar a la hora de ir a comprar comida. Sólo contabilizando las pequeñas tiendas de alimentación y los supermercados, tocarían a uno por cada 127 vecinos.Y es que hay más de 21.000 establecimientos de este tipo.

Más problemas podría plantear que todos los gallegos se decidiesen a ir al banco o a la caja de ahorros a la vez, otro de los servicios que analiza el informe de La Caixa.Con 2.507 oficinas en la comunidad, cada una tendría que atender a una media de 1.100 personas. Pero van a más. Mientras la población gallega apenas creció un 1,3% desde 2002, las entidades financieras aumentaron sus oficinas un 7,2% (la mayoría, la cajas).

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD