Jeremy Irons
Jeremy Irons en un fotograma de la película 'El mercader de Venecia'. ARCHIVO

El actor británico Jeremy Irons ha rechazado un papel en la película La tempestad, adaptación del clásico de Shakespeare, por "aburrido".

En declaraciones al dominical The Sunday Telegraph, Irons explica que le habían ofrecido un papel en una adaptación cinematográfica para Hollywood de La Tempestad, con Russell Brand, pero decidió declinar la oferta "porque me ofrecieron el papel de Alfonso, que es el más terriblemente aburrido de todo Shakespeare", explica.

En 2004 interpretó el papel de Antonio en El mercader de Venecia, de Michael Radford.

En su lugar ha preferido meterse en la piel del famoso fotógrafo Alfred Stieglitz (1864-1946), que introdujo en Estados Unidos las vanguardias europeas y mantuvo un romance con la pintora norteamericana Georgia O´Keeffe.

En la entrevista, el actor critica el nivel cada vez más bajo de muchos programas de la radio y la televisión británicas.

El actor prepara su segunda película como director.  

"No es que haya que reflejar el comportamiento de las clases medias, pero los buenos modales y la amabilidad es lo que mantiene cohesionada a una sociedad. Y creo que la radio y la TV deberían transmitir eso. Si no nos respetamos unos a otros, se va a desmoronar todo", sentencia.

Después de interpretar a Steiglitz, Irons dirigirá un filme sobre el que de momento no ha querido hablar, pero que será, dice, "un nuevo desafío" en su carrera.

Será la segunda vez que se ponga detrás de la cámara: en 1985 dirigió el vídeo de una canción de Carly Simon, Tired of Being Blonde.