Los dos únicos civiles que siguen como rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y cuatro efectivos de la Fuerza Pública serán liberados de manera unilateral por esta guerrilla, que anunció la decisión en una carta pública divulgada este domingo por Internet.

Se trata del primer anuncio de liberación de rehenes desde la operación militar encubierta en la que, el verano pasado, fue rescatada Ingrid Betancourt junto a otros 14 secuestrados, y también desde que, el pasado mes de octubre, el ex congresista Oscar Tulio Lizcano escapara de su cautiverio con la ayuda de un carcelero que desertó.

El Secretariado rebelde (mando central) lo hizo saber en un mensaje de cuatro folios fechado el pasado 17 de diciembre en las "Montañas de Colombia", y publicado en coincidencia con el 11 aniversario de los dos secuestrados que llevan más años cautivos.

Dos de los retenidos llevan 11 años cautivos
Las FARC liberarán a los rehenes en dos etapas. En la primera serán puestos en libertad los tres policías y el militar.

Los rehenes serán entregados al colectivo Colombianos por la Paz, que lidera la parlamentaria opositora Piedad Córdoba, y que se constituyó el pasado mes de octubre para llevar a cabo un intercambio epistolar con la guerrilla.

La guerrilla, que mantiene secuestradas a un total de 28 personas con el objetivo de canjearlas por 500 insurgentes presos, asegura que estas liberaciones son una muestra de agradecimiento tanto a la labor mediadora de Córdoba como a la del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El anuncio se produce, por otra parte, un día después de que presuntos guerrilleros de las FARC secuestran a otras diez personas en una zona rural de municipio del Cubarral.