Amador Mohedano confiesa a sus invitados en 'Ven a cenar conmigo' haber pensado en quitarse la vida

Amador Mohedano, en 'Ven a cenar conmigo'.
Amador Mohedano, en 'Ven a cenar conmigo'.
MEDIASET

Tras el cambio del día de emisión, este jueves vio la luz la segunda entrega de Ven a cenar conmigo. En ella, los comensales acudieron a las casas de Amador Mohedano y Fani Carbajo para degustar sus menús.

El primero en cocinar fue Mohedano y, como en otras ocasiones, Miguel Frigenti aprovechó para entrevistarle sobre aquellos aspectos que más curiosidad le generan del chiponero. Así, y sobre la relación que tiene Rocío Carrasco con el resto de su familia, Mohedano confesó sentirse "muy traicionado" por su sobrina, y que le "da pena que cambiara tanto la película tras la muerte de Rocío". 

Según contó, si el museo que quería abrir en honor a su hermana no había salido adelante, había sido precisamente por Rocío Carrasco pues, como heredera universal, estableció unas condiciones abusivas sobre los porcentajes que se tendría que llevar de lo recaudado, algo que para Mohedano no era viable ni rentable.

Pero la parte más dura de la improvisada entrevista llegó cuando el anfitrión explicó que había tocado fondo varias veces. "Nadie lo sabe, porque yo he estado tan solo... pero alguna vez, estando en mi casa, he pensado en tirarme por la azotea", confesó con tristeza.

Sobre su relación con Rosa Benito

Ante una perpleja Irene Rosales, Mohedano añadió haber acudido a psicólogos en busca de ayuda. "Por la noche, en mi cama, lloraba como los niños chicos", dijo. Además, quiso puntualizar algo sobre su ruptura con Rosa Benito:

"He tenido mucha culpa en la relación con mi mujer. Me pasé de celos cuando ella estaba en Supervivientes y, al salir, le hice pasar por un año imposible. Me arrepiento de ello... ella no tiene tanta culpa como se piensa la gente. Me reconcome y se lo he dicho pero, aunque me ha perdonado, siempre salimos tarifando", terminó. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento