En tiempos de crisis económica, el pollo de corral se apodera de las mesas

  • La mayoría de los alimentos mantienen sus precios, e incluso puede que bajen.
  • El pollo es la carne más barata, por lo que los vendedores esperan un incremento en su demanda.
  • Las uvas pueden ser la última excepción, al encarecerse antes de Nochevieja.
  • La merluza también ganará peso en las cocinas.
Pollo asado con verduras.
Pollo asado con verduras.
20MINUTOS.ES

En tiempos de crisis, el pollo de corral cobrará protagonismo en las mesas de los hogares madrileños, ya que es más asequible que otros productos típicos como el capón, el pavo o la pularda, según la opinión del presidente de la Asociación de Detallistas de Huevos, Aves y Caza de Madrid, Rafael García.

A una semana del comienzo de las fiestas, el pollo limpio se vende en los comercios a un precio aproximado de 3 euros el kilo, frente a los 11 euros por kilo del capón, los 6 euros de la pularda, y los 5 del pavo y el conejo: unos precios que García prevé que se mantengan, e incluso bajen, las próximas semanas.

La crisis también se refleja en los pedidos. "A estas alturas muchos de los clientes ya habían hecho encargos con 10 o 15 días de antelación a sus vendedores, pero este año no hay nada", indicó el presidente de los detallistas de las aves.

Las compras se hacen con menos antelación y mirando más el bolsillo

Los Empresarios Detallistas de la Carne de Madrid (Fedecarne) también han advertido que las compras se hacen con menos antelación y "mirando más el bolsillo", y aseguran que han tenido que apostar por la adaptación de sus productos a los tiempos difíciles y vender alimentos más económicos.

Al igual que los comerciantes del pollo, los carniceros creen que los precios no subirán de aquí a Navidad. El cordero de primera categoría se vende a un precio aproximado de entre 16 y 19 euros el kilo; el solomillo puede encontrarse entre 25 y 30 euros el kilo; y el entrecot, por entre 10 y 15 euros el kilo, o entre 18 y 20 euros si es de mejor calidad.

El cochinillo, otro de los clásicos navideños, se encuentra entre 10 y 16 euros el kilo, mientras que el rosbif se vende a precios que van de los 20 a los 25 euros el kilo.

Por su parte, el gerente de la Asociación de Empresarios Detallistas de Frutas y Hortalizas, Alejandro González, también previó un estancamiento de los precios de sus productos estas Navidades, a pesar de que ya "han caído a lo largo del año en un 5 ó 6%".

"Hace tiempo que los productos de temporada no repuntan tanto en estas fechas, porque hay mucha oferta y la demanda no se ha incrementado", señaló González.

A estas alturas, un postre tan navideño y digestivo en estas fechas, como la piña de Costa Rica, se comercializa a unos 2,65 euros el kilo. Las uvas aledo, las típicas de la Nochevieja, que ahora cuestan aproximadamente 2,50 euros el kilo, son la única fruta que puede que suba de precio según se acerque el día.

El langostino tiene el mismo precio que en 1985, cuando costaba 2.800 pesetas

En este sentido, el presidente de la Asociación de Comerciantes del Pescado de Mercamadrid, Juan José Camarero, señala que en algunos productos el mercado central está operando con precios de hace 15 años.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios Detallistas de Pescado y Productos Congelados de la Comunidad de Madrid (Adepesca), Gonzalo González, indica que, por ejemplo, el langostino de la Guayana congelado se venderá en las pescaderías a 18 euros el kilo, "el mismo precio que en el año 1985, que costaba 2.800 pesetas".

Sin embargo, nadie se aventura a dar los precios que alcanzarán las angulas (muy típicas en estas fechas, pero no aptas para todos los bolsillos) porque dependen mucho de la oferta y la demanda. "El año pasado se vendieron a 1.000 euros las frescas y 600 las congeladas, pero cada vez la gente pregunta menos por ellas", apuntó Camarero.

En marisco, los precios que menos variarán serán los de los congelados, pero subirán los frescos nacionales porque "se mantiene la oferta pero hay más demanda", explicó González.

En general, los precios del marisco y el pescado fresco se encarecen con la llegada de las fiestas navideñas unos 10 euros el kilo, aunque este año los precios serán parecidos al año pasado y en algunos casos menores, según el presidente de Adepesca. "Las pijotas o el salmonete, por ejemplo, han bajado hasta un 50% su precio", afirmó.

Ya no se consume tanta merluza, rodaballo o rape, pero se compra más pescado de acuicultura como la lubina

La crisis también parece haber cambiado los hábitos de los consumidores. "Ya no se consume tanta merluza, rodaballo o rape, pero se compra más pescado de acuicultura como la lubina, dorada o rodaballo, que son igual de frescos, pero más baratos", explicó.

En su opinión, el pescado estrella estas navidades volverá a ser la merluza, que hoy cuesta unos 35 euros, pero puede subir hasta los 50 euros.

En cuanto al marisco, González augura que un año más los langostinos y las gambas serán los protagonistas en las mesas madrileñas, por delante de las nécoras, el centollo y los percebes, que doblan su precio en Navidad.

Para hacerse una idea, a día de hoy la gamba blanca mediterránea congelada cuesta unos 28 euros, mientras que la fresca ya alcanza los 50 euros.

Además, si en 2007 a estas alturas muchos de los clientes se habían interesado por los precios que alcanzarían los productos en las fiestas y ya habían realizado encargos a su pescadero, este año están esperando hasta el último momento, según el testimonio de González, que aseguró que, a pesar de todo, salvarán la campaña.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento