Alerta por el mal uso de la mascarilla con amigos y familiares

El 71% de los españoles se protegen cuando caminan por la calle porque se cruzan con desconocidos. El 96% hace buen uso de mascarilla cuando va al supermercado, sin embargo, la asignatura pendiente es cuando los encuentros son con amigos o familiares. Solo el 8% de la población la mantiene en el parque y únicamente un 2% no se la quita nada más sentarse en una terraza. "Queremos saber por qué en España hay una segunda ola con mayor incidencia", dice Daniel López Codina, investigador de la Universidad Politécnica de Cataluña.
El 71% de los españoles se protegen cuando caminan por la calle porque se cruzan con desconocidos. El 96% hace buen uso de mascarilla cuando va al supermercado, sin embargo, la asignatura pendiente es cuando los encuentros son con amigos o familiares. Solo el 8% de la población la mantiene en el parque y únicamente un 2% no se la quita nada más sentarse en una terraza. "Queremos saber por qué en España hay una segunda ola con mayor incidencia", dice Daniel López Codina, investigador de la Universidad Politécnica de Cataluña.
El 71% de los españoles se protegen cuando caminan por la calle porque se cruzan con desconocidos. 
ATLAS

"¿Por qué tenemos más casos que nadie si todo el mundo usa mascarilla?". Esa es la pregunta que centra buena parte de los debates sobre coronavirus y que ha intentado responder un grupo de investigadores de la Universidad Politècnica de Catalunya para explicar las cifras de la segunda ola de COVID-19 que azota el país. La conclusión: muchas veces no se utiliza de forma adecuada.

El estudio, llevado a cabo por el Departamento de Física de Biología Computacional y Sistemas (BIOCOMSC) de la UPC, ha analizado el uso de la mascarilla de 3.100 vecinos de Barcelona y ha concluido que brilla por su ausencia en terrazas y parques al pasar tiempo con familiares y amigos. 

Para llegar a este resultado, este trabajo, liderado por el biofísico Daniel López Codina, ha estudiado el empleo de la mascarilla en la calle, los supermercados, los parques y las terrazas entre el 2 y el 9 de septiembre en cinco distritos de la ciudad condal. Este planteamiento ha permitido a los investigadores analizar el comportamiento de la ciudadanía en lugares abiertos y cerrados presencia de conocidos y extraños.

El trabajo de campo ha concluido que apenas el 2% de los ciudadanos la utilizan en la terraza de bares y restaurantes cuando se encuentran en presencia de familiares y amigos. De las 913 personas analizadas en este ambiente, tan solo 17 la llevaban. Al parecer, la población opta por quitarse directamente la mascarilla todo el tiempo que permanecen a la mesa, en lugar de hacerlo solo en el momento de la consumición. 

Y el porcentaje de quienes la usan en reuniones en los parques donde se congregan más de dos personas para charlar no es mucho más elevado, pues se queda en el 8%, a pesar de ser, en principio, obligatorio.

Bien diferente es la situación en los supermercados, en un espacio cerrado con gente desconocida, donde el empleo de la mascarilla sube hasta el 94%, por delante del uso en la calle, que se queda en el 71%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento