Ken Follett lanza 'Las tinieblas y el alba', la precuela de 'Los pilares de la Tierra': "En la novela, la gente busca la justicia"

  • La historia transcurre en el año 997, el periodo anterior a la Edad Media y la época en la que se sitúa la famosa trilogía. 
El escritor y periodista Ken Follett.
El escritor y periodista Ken Follett.
GTRES

Ken Follett (Cardiff, Reino Unido, 1949) publica este martes su nueva novela, Las tinieblas y el alba (Plaza & Janés), la precuela de su exitosa saga Los pilares de la Tierra, un fenómeno editorial que se ha convertido en un referente de la novela histórica pues, desde que el relato viera la luz en 1989, se han vendido 43 millones de ejemplares en todo el mundo.

Las tinieblas y el alba transcurre en la Edad Oscura, el periodo anterior a la Edad Media, en el año 997. Se trata de una época "violenta y brutal" en la que los sueños de Edgar, un constructor de barcos, se truncan por un ataque vikingo en la costa inglesa, tal y como ha explicado el propio autor en una conferencia de prensa telemática.

El meticuloso trabajo de documentación de Follett da lugar a una nueva historia llena de sorpresas cuyos protagonistas, entre los que también destacan Ragna, una noble normanda casada por amor, y Alfred, un monje idealista, deberán lidiar con la codicia, la ambición, el amor y el coraje. "Mis historias suelen ser sobre personajes que buscan la libertad", ha señalado el novelista.

"En Las tinieblas del alba, la gente lucha por alcanzar la justicia", una situación que no se aleja de la actualidad, ya que "vemos cómo los dirigentes locales deciden lo que le va a suceder a sus compañeros, amigos y al pueblo". Asimismo, el también periodista aclara que en sus libros no tiene "ningún mensaje que dar a nadie", pero sí es "interesante" que "algunos dramas" como la lucha por la libertad o la denuncia de la esclavitud "resuenen en la actualidad".

Entre la tradición y el progreso

El autor escribió la novela de casi 1.000 páginas "usando la imaginación", pero también documentándose a fondo. De hecho, la escritura del libro comprende tres años: durante el primero, Follett suele informarse y redactar el borrador para, después, enseñárselo a sus familiares y a los expertos. El tercer año lo dedica a releer la obra y perfeccionar los últimos detalles: "Eso lo que hace es que el libro tenga una mejor calidad literaria". 

"Me aseguro de que la historia está constantemente dando giros y que siempre va a haber algo que haga pensar al lector 'Dios mío, ¿y ahora qué va a pasar? ¿cómo se va a resolver este problema?'", ha valorado, a lo que ha añadido que "esa es la clave del éxito en la literatura popular: mantener siempre el interés. Henry James, que no era un autor popular, sino literario, decía que el único pecado para un novelista es resultar aburrido, y creo que tenía razón".

En la novela, Follett trata de reflejar dos ideas: la rivalidad entre los anglosajones, los normandos y los vikingos al final de la Alta Edad Media y cómo Kingsbridge, una ciudad pequeña, se transforma y prospera como centro urbano: "Hay personas a las que les gusta el progreso y otras a las que no. Esto sucede hoy en todos los países civilizados. Y hace siglos también ocurría. Eso me inspiró para escribir las 150 escenas que hacen la novela interesante". "A veces, me interesaba más lo que iba a ocurrir en cada capítulo que lo que me iba a pasar a mí al día siguiente", ha añadido.

Por otro lado, Follett, que ya se encuentra trabajando en nuevos proyectos de los que no ha querido aportar detalles, ha aprovechado para mostrar su desacuerdo con el Brexit, ya que gracias a su extensa trayectoria como escritor ha vivido un importante acercamiento con los lectores europeos. "No formo parte de ese movimiento terrorífico. Yo busco lo opuesto a la hostilidad hacia Europa".

Agradecido con el público español

El novelista ha agradecido el cariño que recibe por parte de sus lectores europeos y ha destacado el amor que le transmiten sus seguidores desde España. "Los españoles son tan encantadores... incluso tengo una estatua, como si yo fuera un santo". En este sentido, también ha desvelado qué dos catedrales españolas son las que más le fascinan: la catedral de Vitoria y la Sagrada Familia de Barcelona, el edificio "más sorprendente" que ha visto.

El lanzamiento de la novela es una buena noticia para Follett, especialmente en plena crisis del coronavirus, sobre la que se ha pronunciado con optimismo. "Espero que solo sea ese pasito hacia atrás que nos predispondrá para dar esos pasos hacia delante. Creo que estamos en un momento difícil. Espero que mis nietos puedan decir que la segunda parte del siglo XX y el principio del XXI fue un momento de avance interrumpido".

De este modo, la precuela de la aclamada saga embarcará a los lectores en un viaje épico que terminará donde comienza Los pilares de la Tierra, que se coloca como la novela más leída en España, según las encuestas sobre hábitos de lectura y compra de libros de la Federación del Gremio de Editores, con seis millones de ejemplares vendidos hasta la fecha en nuestro país. 

Las ventas mundiales alcanzan los 27 millones y cuenta con una serie de televisión. El libro, cuyas continuaciones son Un mundo sin fin (2007) y La columna de fuego (2017), recoge el desarrollo de la arquitectura gótica a través de las vicisitudes del priorato de Kingsbridge en el siglo XII. Plaza & Janés publicó el pasado mes de julio una nueva edición ilustrada de la novela para conmemorar su 30 aniversario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento