Navalni publica una foto desde el hospital y asegura que ya puede respirar sin ventilación mecánica

[MISSING]binding.image.description
El mensaje transmitido por el opositor ruso Alexei Navalny con una foto en Instagram es que ya ha pasado “todo un día sin respirador” tras ser envenenado. “Todavía no puedo hacer casi nada pero ayer respiré todo el día por mí mismo”. En la foto se le ve sentado en su cama del hospital en Berlín junto a su mujer Julia. ​Hace una semana que Navalny salió del coma inducido por el envenenamiento con Novichok sufrido el 20 de agosto en Siberia.

El dirigente opositor ruso Alexei Navalni ha publicado este martes una foto en la red social Instagram en la que aparece acompañado por su mujer en el hospital alemán en el que está ingresado, con un mensaje en el que asegura que el lunes fue capaz de respirar por sí mismo todo el día.

"Hola, soy Navalni. Les echo de menos. Todavía no puedo hacer casi nada pero ayer pude respirar por mí mismo durante todo el día", ha afirmado Navalni, en el mensaje publicado con la foto del hospital en su cuenta de Instagram.

Navalni ha estado conectado a un sistema de ventilación mecánica en las últimas semanas, desde que fue ingresado en el hospital Charité de Berlín, tras haber sido evacuado desde Rusia, donde tuvo que ser hospitalizado de urgencia tras ser supuestamente envenenado en un vuelo de Siberia a Moscú.

Kira Yarmish, portavoz de Navalni, ha asegurado este martes que el dirigente opositor ruso planea regresar a su país cuando se recupere del envenenamiento. "No se ha estudiado nunca ninguna otra opción", ha afirmado en un mensaje de texto remitido a Bloomberg. "Todavía no hemos discutido los planes concretos.

En la fotografía publicada este martes, Navalni aparece en la cama del hospital junto a su mujer. De 44 años de edad, Navalni fue despertado del coma inducido la semana pasada y desde entonces su estado de salud ha ido mejorando progresivamente.

El opositor ruso enfermó el 20 de agosto en un vuelo que partió de la ciudad siberiana de Tomsk y y que tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en Omsk. Dos días después fue evacuado a Berlín, donde quedó ingresado en el hospital Charité. Los test realizados en Francia, Alemania y Suecia han concluido que fue envenenado con Novichok. Los líderes europeos han pedido explicaciones al Gobierno de Rusia, que niega cualquier vinculación con el ataque.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento