Los restauradores alertan de que el Gobierno se plantea no prorrogar los ERTE en bares y restaurantes

  • Ha advertido de que, con los niveles de consumo actuales, las plantillas están sobre dimensionadas.
Este lunes se cumple una semana desde que Madrid entró en la fase 1 de desescalada y los restauradores pudieron reabrir sus bares. Pero solo lo ha hecho un 10%, según la asociación Hostelería de Madrid. El resto, aún lidia con los ERTE y con las concesiones de nuevas licencias de terrazas. Unas trabas que llevarán al cierre de un 20% de ellas a lo largo de este año. Mientras, otro 60% tendrán que permanecer cerrados hasta alcanzar fases más avanzadas, según la asociación.
Un 15% de bares y restaurantes han cerrado ya sus puertas por la crisis y el gremio calcula que podrá cerrar un 40% más.  
ARCHIVO

El Gremi de Restauració de Barcelona ha alertado este martes de que el Gobierno se plantea excluir de la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) a bares, restaurantes y cafeterías.

En un comunicado, la patronal ha explicado que pedirá a la Generalitat, a los grupos parlamentarios y a los ayuntamientos del área metropolitana que intercedan ante el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Ha advertido de que, con los niveles de consumo actuales, las plantillas están sobre dimensionadas y que lo seguirán estando durante muchos meses e incluso años. “Es un escándalo que el gobierno español haya osado plantear este escenario”, subraya Roger Pallarols, director del Gremi.

Para el gremio ahora es el momento de revisar algunas de las decisiones que se tomaron en un primer momento cuando se desconocía, según ellos, la verdadera magnitud de la crisis económica. 

Bonificación cuotas sociales

El Gremi no descarta que este escenario pueda ser una estrategia negociadora para forzar la desaparición de la bonificación de las cuotas sociales. Por ello, trasladará al Ministerio, a la CEOE y a los sindicatos su apuesta por mantener e incrementar esta bonificación a cargo de la empresa porque los negocios están facturando "muy por debajo" de lo que sería habitual y les cuesta cubrir gastos.

"En muchos casos se trata de trabajadores que difícilmente podrán ser readmitidos a corto y medio plazo, sin embargo, la empresa no puede despedirlos porque el Gobierno ha prohibido el despido durante seis meses", ha lamentado.

Ha advertido de que economías como la de Barcelona están profundamente dañadas y ha señalado que para subsistir muchas empresas se verán obligadas a tomar la decisión de reestructurar la plantilla y disminuir la masa salarial: "Si seguimos impidiendo que lo hagan, las conduciremos al colapso".

¡Últimos días para participar en los Premios 20Blogs!INSCRÍBETE AHORA
Mostrar comentarios

Códigos Descuento