Los sindicatos de enseñanza, indignados por la "mala gestión" de Educación en la vuelta al cole del coronavirus

Vista de los 240 alumnos de tercero de ESO del Instituto Antoni de Martí i Franquès de Tarragona, distanciados y con mascarilla, en el patio durante la presentación del primer día de curso 2020-2021.
Vista de los 240 alumnos de tercero de ESO del Instituto Antoni de Martí i Franquès de Tarragona, distanciados y con mascarilla, en el patio durante la presentación del primer día de curso 2020-2021.
ACN

Los sindicatos de la enseñanza en Cataluña acusan a la administración de haber hecho una mala gestión de la vuelta al cole en plena pandemia de Covid-19. UGT, CCOO y CNT han hecho públicos tres comunicados denunciando las condiciones con las que docentes y alumnos vuelven este lunes a las clases, seis meses después tras su cierre el pasado mes de marzo.

Por su parte, UGT lamenta que el inicio del curso 2020-2021 se haga “mal, a última hora y sin respetar los acuerdos”, y denuncia la “improvisación y carencia de comunicación” por parte del Departamento de Educación de la Generalitat. Así, el sindicato concluye que “no podemos hablar de un inicio de curso que garantice la seguridad de la comunidad educativa”.

Los ratios en las clases son prácticamente iguales que el curso anterior, asegura el UGT, indicando que incluso en algunos casos "continúan siendo de hasta 30 alumnos por clase", especialmente en secundaria. En educación primaria, aseguran que la contratación de nuevos docentes es “del todo insuficiente para permitir el desdoblamiento de grupos” y que, en muchos casos, la aportación de nuevos recursos se hace “suprimiendo las especialidades”, lo que afectaría a la "calidad educativa".

Por otro lado, UGT acusa a la administración de no haber resuelto las dudas sobre el personal vulnerable y que es prácticamente imposible contactar con los Servicios Territoriales del Departamento de Educación para dar respuesta a las inquietudes de aquellos trabajadores que, aseguran “en la mayoría de los casos se han reincorporado en los centros a pesar del peligro que representa para su salud”.

El sindicato también denuncia que se hayan convertido las plazas COVID, que tenían que ser vacantes con cobertura del 1 de septiembre al 31 de agosto, en sustituciones; lo que permitiría al Departament “despedir a este profesorado en el momento en que lo considere oportuno”. De hecho, recuerdan que ya constan varios casos de docentes que no se han podido incorporar el primer día por cumplir la cuarentena por Covid-19, y que se les ha retirado el nombramiento de la plaza por estar confinados. “Este es el respeto que tiene el Departamento por los docentes de este país”, concluye UGT en la nota.

Crisis en la educación pública

En la misma línea, la Federación de Enseñanza de CGT Cataluña culpa a Educación de elegir el 'Low Cost' en las políticas educativas y que sus decisiones hacen “agonizar el sistema educativo público en beneficio de los intereses económicos privados”.

El sindicato asegura que hay una crisis en la educación pública catalana que viene de lejos, por culpa de “el aumento del horario lectivo del profesorado, la carencia de plantillas, el cierre de grupos, el deterioro de los edificios, la falta de recursos para hacer efectiva la escuela inclusiva, la pérdida de condiciones laborales y de democracia los centros”.

Esta situación habría empeorado todavía más a raíz del confinamiento iniciado en marzo, ya que la enseñanza telemática provocó un aumento de desigualdad social por la brecha digital y las condiciones sociofamiliares desfavorables.

Las clases a distancia del confinamiento incrementaron la desigualdad entre alumnos por la brecha digital

El sindicato también manifiesta que la administración “no ha querido planificar el curso en condiciones” y ha hecho “lo que hace siempre: dejarlo todo en manos de direcciones, maestras, profesorado y AMPAs y AFAs”.

Así mismo, exige una reducción de las ratios para permitir grupos de 10-15 a infantil y primaria y de 20 en secundaria, con el necesario incremento proporcional de las plantillas. “Vemos como el gobierno prohíbe las reuniones de más de 10 personas y, en cambio, permite aulas que superan los 25 y 30 alumnos”, denuncia el sindicato.

A raíz de esta situación, CGT plantea convocar una huelga educativa y pide “la inmediata dimisión del conseller Bargalló y el resto del gobierno de la Generalitat por su ‘mala praxis’ y la incompetencia en la gestión de esta pandemia”. También amenaza con tomar medidas judiciales más contundentes en caso de que el colectivo docente y no docente salga "gravemente perjudicado de esta mala gestión”.

Más discursos que recursos

De la misma forma, la Federación de Educación de CCOO ha hecho público un comunicado en el que pide una vuelta en las aulas segura y acusa al Govern de no haber hecho su parte de trabajo: “Se ha dedicado a hacer discursos en lugar de poner los recursos para reducir las ratios, para incrementar la limpieza y la desinfección o para garantizar los equipos de protección necesarios” asevera el sindicato.

CCOO afirma que “Las escuelas tienen que abrir y no tienen que ser un polo de contagio” y se ofrece para “asesorar y ayudar a los trabajadores y trabajadoras y reclamar colectivamente lo que haga falta en defensa de sus derechos”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento