Los cuatro problemas en los dientes que aparecen tras el verano

Unas encías sanas son de color rosa pálido y no sangran.
Unas encías sanas son de color rosa pálido y no sangran.
alexandreest / Pixabay

Tras el verano es común que la higiene bucodental se vea afectada debido al descuido de las rutinas de higiene que se mantienen durante el año y al aumento de las comidas fuera de casa, aumentando así la presencia de caries, sarro, halitosis e hipersensibilidad dental.

Por ello, tal y como ha señalado la odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental, Berta Uzquiza, es recomendable hacer una visita al dentista para realizar una revisión a fondo, y prestar atención a los posibles problemas bucodentales que hayan podido ocasionar las vacaciones.

En concreto, respecto a la caries, la experta ha aconsejado limitar el consumo de helados, refrescos o granizados, intentando seguir al "pie de la letra" la higiene bucal e hidratándose mucho con agua; mientras que para evitar el sarro ha aconsejado cepillar los dientes después de cada comida.

Por otra parte, la doctora ha destacado la importancia de mantener una higiene oral adecuada y beber agua con mucha frecuencia, ya que ayuda a mantener el flujo de saliva y la hidratación de la mucosa oral y, por tanto, a evitar la halitosis.

Finalmente, ha mencionado la hipersensibilidad dental, uno de los problemas más frecuentes en verano por la ingesta de helados, comidas y bebidas frías, la cual repercute en una "desagradable sensación" que aparece tras la toma de estos alimentos. Para evitarla, aconseja el cepillado en estos casos es clave, así como reducir la ingesta de tales productos que producen cambios indeseables en el pH de la boca. Además, mantenerse hidratados puede favorecer a equilibrar el balance del pH con una ingesta continuada de agua.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento