Cómo explicar a los niños la vuelta al cole: "Hay que hablarles de esta ‘nueva anormalidad’ con total normalidad"

  • "Hay niños a los que la adaptación les costará mucho porque el confinamiento les ha generado más dependencia o vínculos con sus padres", señala la psicóloga Ana Asensio.
  • "Es importante centrarse en el presente y no anticipar ningún acontecimiento", explica el equipo de psicólogos de familia de la plataforma ifeel.
Vuelta al colegio
Los alumnos entran en el colegio Nuestra Señora de la Concepción después de que les sea tomada la temperatura.
Jorge París

Mascarillas, entradas y salidas escalonadas, geles hidroalcohólicos en las mochilas, distancias de seguridad, alfombras desinfectantes, toma de temperatura, grupos burbuja... Más de ocho millones de alumnos inician a partir de esta semana el más extraño curso escolar tras medio año sin pisar las aulas.

Hay mucha ilusión por volver a encontrarse con los compañeros y profesores pero también incertidumbre, miedos y dudas. ¿Cómo debemos explicar y preparar a los más pequeños de la casa para esta vuelta al colegio tan distinta? La psicóloga Ana Asensio, que lleva dos décadas dedicada a temas relacionados con niños y adolescentes así como en el acompañamiento y asesoramiento de sus padres, nos aporta diversas pautas para afrontar estos días tan complicados y distintos a otros años.

“Lo primero que recomendaría a los padres es que en casa se hable de esta ‘nueva anormalidad’ con total normalidad. Es decir, exponerles que estamos en una situación diferente, que no sabemos cuánto va a durar y que tenemos que tomar una serie de medidas. Volvemos al cole, papá y mamá vuelven al trabajo, vuelve la rutina y si todo va bien no tendremos que quedarnos en casa de la manera en que hemos estado. Es verdad que hay niños que este confinamiento lo han llevado bien pero lo que hay que explicarles es que este encierro no beneficia a nadie, que hay que volver a la normalidad, hay que volver al colegio y que hay que cumplir las recomendaciones”.

"Hay niños que este confinamiento lo han llevado bien pero hay que explicarles que este encierro no beneficia a nadie, hay que volver al colegio y cumplir las recomendaciones"

Como también expresa el equipo de psicólogos de familia de la plataforma online ifeel - que ha resumido en un documento las diez claves para facilitar la vuelta al cole- es fundamental explicar la situación adecuándose a la edad del niño: “Cuanto más claro tengan todos cómo será la nueva rutina en esta vuelta al cole y lo puedan entender más fácil será. Con los más pequeños es útil ayudarse de cuentos y metáforas para poner muchos ejemplos, vigilando el lenguaje. Sin embargo, los adolescentes y preadolescentes se pueden sentir infantilizados y no tenidos en cuenta si se usan este tipo de explicaciones”.

Al respecto, Asensio añade que “en función de la capacidad de compresión de cada niño le explicaría ciertas cosas. Si ya son mayores de seis o siete años, les hablaría de que tienen un bote de gel que hay que usar, que es importante que usen la mascarilla, que deben guardarla en una cajita cuando se la quiten o que si los profesores marcan unas pautas es importante que se sigan. Y siempre con mucha paciencia porque es una vuelta al cole que habrá niños que la estén deseando y otros niños a los que la adaptación les costará mucho porque el confinamiento les ha generado más dependencia o vínculos y será difícil para ellos separarse de sus padres”.

Vivir el presente

En un momento en que las noticias cambian cada día, el equipo de ifeel señala que hacerse preguntas constantemente sobre el futuro solo fomenta la aparición de preocupaciones, ansiedad y otro tipo de problemas psicológicos: “¿Nos confinarán de nuevo?, ¿podré llevar a mi hijo al colegio?, ¿y si se contagia?, ¿cómo lo compagino con el trabajo?... Es importante centrarse en el presente y no anticipar ningún acontecimiento”.

“Hay que transmitir esa calma desde casa: que todo es cuestión de paciencia, que vamos a empezar este nuevo periodo y si cumplimos las normas y llega la vacuna pronto, todo acabará normalizándose”, explica Asensio. La psicóloga también insiste en que no conviene adelantar acontecimientos futuros: “Lo importante es transmitirle a los niños que los posibles cambios en la situación actual los iremos viendo día a día. Anticipar muchos las cosas que no son controlables solo nos va a angustiar más”.

"Lo importante es transmitirle a los niños que los posibles cambios en la situación actual los iremos viendo día a día"

Este puede ser un buen momento, según la especialista, para iniciar a los niños en deportes como el yoga o técnicas de respiración y meditación. “Actividades que nos pueden ayudar a conectar con esa calma, a dormir bien por la noche, leer cuentos que nos ayuden a conectar con pensamientos positivos como la bondad, el talento, la esperanza... Intentar a que la cabeza no divague sola, acostumbrarla a que no fantasee, porque una cabeza dejada a si misma es ‘la loca de la casa’. Hay que reconducirla con nuestras capacidades para que no piense lo que quiera”.

Comprensión ante lo académico

Para los especialistas de la plataforma de psicología ifeel también es fundamental centrarse en preparar paulatinamente a los pequeños para los cambios de horario, responsabilizar a todos los miembros de la familia de la vuelta al colegio y transmitir a los niños motivación. “Preparar la ropa, los libros, la mochila, tener organizados los deberes, la agenda... Los padres no deben de ser quienes controlen todo este tipo de cuestiones ya que, según la edad, los niños progresivamente deben de ir ganando más responsabilidades e ir participando en las tomas de decisiones del curso escolar. Al hablar con ellos sobre el comienzo del curso debemos motivarlos y hablar en clave positiva. De lo contrario corremos el riesgo de que aparezca temor y una actitud negativa hacia el colegio”, insisten.

Por su parte y de cara a la incorporación académica, Ana Asensio recomienda ser muy comprensivos con el nivel con el que niños y adolescentes van a volver a las aulas: “En estos seis meses, hay niños que han tirado de fichas online que han podido hacer o no, hay padres que les han podido ayudar y otros que no, niños que han tenido clases online y otros que no, niños que han tenido dispositivos digitales y otros que no... Padres y profesores deben tener paciencia porque este proceso de adaptación que en otros años duraba quince días quizás este curso se prolongue hasta Navidades”.

"El proceso de adaptación que en otros años duraba quince días quizás este curso se prolongue hasta Navidades"

La experta también recomienda a los padres bajar el nivel de exigencia del mismo modo que tuvo que hacerse durante el confinamiento: “Igual no en rutinas o en normas pero sí en el nivel de exigencia académica. Poco a poco irán cogiendo tono y los niños pequeños tienen mucho camino por delante. El que el niño pase de etapa con los objetivos cumplidos es algo que todos queremos cumplir pero ahora mismo es el momento de la calma, de dejar la angustia al lado y de pensar en global”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento