Cataluña abre este lunes los colegios en un inicio de curso que será presencial a pesar de la amenaza de la Covid

Vuelta a clase en Navarra, seis meses después, entre nervios e incertidumbre.
Vuelta a clase en Navarra, seis meses después, entre nervios e incertidumbre.
EFE / Jesús Diges

Este lunes arranca el inicio de curso más incierto en la educación en Cataluña. Un millón y medio de niños y adolescentes catalanes se reencuentran con sus compañeros de clase después de seis meses sin verse físicamente en el centro escolardebido a la pandemia de coronavirus, que durante el último trimestre del pasado curso obligó a organizar clases virtuales a causa del decreto de confinamiento.

Los padres llevan este lunes a sus hijos a las aulas con la incertidumbre de si el centro tendrá que cerrar puertas en algún momento debido a la presencia de casos positivos de Covid entre el alumnado o el profesorado. En toda Cataluña se ponen en marcha 5.492 escuelas e institutos. El secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon, ha reconocido que actualmente se registra en Cataluña "un contagio comunitario por cada 1.424 alumnos".

Uso de mascarilla desde los seis años 

El conseller d´Educació, Josep Bargalló, confirmaba la semana pasada que las escuelas seguirían abiertas aunque se registren contagios debido al muro de contención previsto a partir de la división de los alumnos en grupos estables y estancos de convivencia y de pocos miembros con un único docente de referencia para todo el curso. Esta organización será la norma general a lo largo de todo el periodo lectivo.

Pero el pasado miércoles, el Procicat aprobaba que la mascarilla sea obligatoria en clase y en el resto del recinto escolar para todos los estudiantes a partir de los seis años, y de momento durante las dos primeras semanas del curso, al no poderse considerar a los alumnos en el inicio del periodo lectivo como grupos estables de convivencia.

La mascarilla será obligatoria pues para los niños y niñas mayores de seis años tanto en las clases como en los espacios comunes. Si lo hace necesario la evolución de la pandemia, la mascarilla seguirá siendo obligada durante más semanas que las dos primeras acordadas, avanzó el Procicat.

Cada miércoles se informará a todos los centros de si el lunes siguiente se debe ir al aula con mascarilla desde los seis años o a partir de los 12, como indica la norma general previa (que reservaba su uso a mayores de seis en función del estado de la pandemia).

Grupos burbuja 

Dentro de esta unidad estable de convivencia no será obligatorio usar mascarilla ni mantener la distancia de seguridad una vez que lo autorice el Procicat. Sí que tendrán que respetarse esas medidas en la interacción con otros grupos burbuja del centro y en los espacios comunes del comedor, la entrada, los pasillos y el patio. También con los profesores especialistas que impartan clases entre varias unidades de alumnos. Solo estarán exentos de emplearla los maestros de primer y segundo ciclo de Infantil cuando usarla pueda entorpecer los objetivos pedagógicos.

Los maestros, entre ellos, no son considerados grupos estables, por lo que deberán mantener siempre la distancia de seguridad, la limpieza de manos y el uso de mascarilla cuando interactúen entre el colectivo.

Los maestros, entre ellos, no son considerados grupos estables, por lo que deberán mantener siempre la distancia de seguridad, la limpieza de manos y el uso de mascarilla

Los colegios han sido instados a tomar diariamente la temperatura a los estudiantes para evitar rebrotes. No podrán acceder los que presenten más de 37,5 grados y los padres tampoco deben acercarlos a la escuela a partir de esa temperatura, considerada fiebre y posible síntoma de Covid.

El Procicat también decidió que solo se consideren síntomas de Covid el dolor de garganta o el resfriado nasal cuando vayan acompañados de fiebre por encima de los 37,5 grados o algunas de estas otras señales: fatiga, tos, dificultad para respirar, dolor muscular, dolor de cabeza, dolor de estómago con vómitos o diarrea, pérdida de olfato o de gusto.

Educació insiste en que las clases de Infantil y Primaria serán en todo momento presenciales, por motivos pedagógicos y de socialización. En el caso de los alumnos a partir de tercero de la ESO la presencialidad podrá combinarse con las clases virtuales este curso. 

Entradas y patio escalonados y ventilación 

Tanto las entradas como las salidas y el tiempo de recreo tendrán que ser escalonados para evitar al máximo la mezcla de grupos. Tras cada clase lectiva, los responsables de cada centro tendrán la obligación de ventilar las aulas. En el comedor deberá respetarse la separación entre mesas.

Las reuniones con las madres y padres de alumnos o los claustros de profesores tendrán que ser telemáticas. Si han de ser presenciales por fuerza no podrán exceder de 10 participantes.

Oferta de transporte de máximos

La Autoritat del Transport Metropolità (ATM) ha reiterado, coincidiendo con el primer día de clase, que viajar en transporte público es "seguro". Este lunes se prevé un aumento de la demanda por lo que los operadores despliegan el 100% de la oferta disponible: Metro, buses urbanos y metropolitanos, FGC, el TRAM . Rodalies Renfe recupera las líneas R7 y R8 este lunes.

La mascarilla será obligatoria para los niños y niñas mayores de seis años en todo el recinto escolar y durante, al menos, las dos primeras semanas de curso académico

Comedores escolares

Se habilitarán otros espacios de la escuela para uso de comedor para mantener la distancia de seguridad entre los diferentes grupos burbuja, que no deben mezclarse entre ellos. Para ello se comerá por turnos y estos también regirán la hora del recreo, para evitar aglomeraciones en el patio. Se mantiene el sistema de becas comedor, del que se benefician 144.000 alumnos catalanes. También se sigue con el plan de montar 103 comedores en institutos.

Más docentes

Para asegurar que los grupos de convivencia son estancos y están protegidos, el departamento del conseller Bargalló ha contratado 8.258 nuevos profesores y personal no docente (5.321 docentes, 1.265 entre personal de atención educativa, 1.239 monitores y 337 de administración y servicios). 

De los 1.700 docentes considerados como colectivo vulnerables se encuentran de baja 800 , que serán reemplazados. El resto han visto readaptado su puesto de trabajo, por ejemplo, al teletrabajo.

De esta manera también se aseguran las sustituciones al momento en caso de bajas de los maestros  por la pandemia. No será así con las bajas de un día no motivadas por el coronavirus. 

Las unidades estancas de alumnos tampoco se cierran al contacto con docentes especialistas de manera temporal, con los que sí que tendrán que usar mascarilla y distancia. Bargalló indicó que habrá nuevas contrataciones: "Si se han de tomar nuevas medidas según futuras disponibilidades presupuestarias, se hará".

Enfermeras de referencia 

Cada centro educativo tendrá una enfermera de referencia con la que podrán contactar por teléfono y contará también con el coordinador Covid, una figura formada específicamente que responderá a las dudas de los alumnos en relación al coronavirus. 

El sindicato Infermeres de Catalunya denunció la semana pasada la insuficiencia de enfermeras de referencia para asistir a todos los colegios catalanes y demandó que sean estos sanitarios los que actúen como coordinadores Covid al contar con los conocimientos y experiencia necesaria.

¿Qué hacer ante un posible contagio?

En caso que un alumno dé positivo en la prueba de la Covid el protocolo obliga a su aislamiento durante 14 días y también al del resto del grupo de convivencia.

Si se detectan dos o más positivos en diferentes grupos, la cuarentena la deberán realizar todos los grupos de un mismo edificio. 

Solo se cerrará el centro escolar cuando dos o más casos se diesen en diferentes grupos y zonas distintas.

Cribado masivo durante dos meses

Del 21 de septiembre al 15 de noviembre, durante dos meses, se llevará a cabo un cribado masivo de medio millón de tests en los colegios e institutos entre alumnos, personal docente y administrativo. Se priorizarán los centros donde se hayan detectado casos. 

9.000 alumnos menos que en 2019

El de este lunes es el primer día de clase para un total de 1.587.395 alumnos de la escuela pública (1.060.406), privada (483.793) y concertada (358.999), Son 9.451 menos que en el anterior curso 2019-2020. En el régimen general suponen 12.098 estudiantes menos (3.954 en P3 y 12.163 en Primaria). Suben 1.454 alumnos en Secundaria (591 en Bachillerato y 2.420 en FP). Esta reducción la justificó el conseller Bargalló por la bajada de la natalidad y la movilidad.

Un total de 1.339.713 estudiantes son del régimen general, 137.563 del especial, 67.200 de formación de adultos y 42.920 de educación a distancia.

5 centros nuevos

El curso se abre con cinco centros de nueva construcción ubicados en Vilafranca del Penedès, Barcelona, Palafrugell, Peralada y Santa Susanna. A estos se suman tres nuevos centros específicos de FP y uno más por la fusión de dos escuelas en Voltregà. Otros tres se añaden a al red pública educativa y habrá 29 nuevos institutos escuela, conformando un total de 83 en Cataluña.

Este 2020 se habrán acometido las obras de cinco nuevos centros por valor de más de 19 millones de euros así como 43 grandes ampliaciones y adecuaciones por valor de 29,4 millones de euros y 378 actuaciones de mejora con un presupuesto de 28,3 millones.

En Barcelona ciudad, se estrenan dos centros nuevos: el Institut Vapor del Fil, 
y el Institut de l’Esport de formación profesional. El Institut Escola Eixample, concertado, se une a la red pública

En Barcelona ciudad, se estrenan dos centros nuevos: el Institut Vapor del Fil, y el Institut de l’Esport de formación profesional. El Institut Escola Eixample, concertado, se une a la red pública. 

32 barracones más

Habrá 1.046 módulos, 32 más que los 1.014 del curso anterior. Con el fin de disponer de más espacios alternativos por la situación de pandemia, no se eliminarán 60 de los 64 barracones que estaban previstos quitar y, por contra, se añadirán 36 adicionales. 

Los espacios que se comprometieron a ceder los ayuntamientos catalanes a las escuelas no se utilizarán por el momento, aseguró Bargalló. La oferta sigue vigente por parte del consistorio de Barcelona, indicó la alcaldesa, Ada Colau.

Plan para asegurar la educación digital

Educació acelera a lo largo de este primer trimestre el Pla Digital para asegurar que todos los alumnos catalanes puedan acceder con garantías tecnológicas a las clases no presenciales en caso de confinamiento. 

La Generalitat habilitará 300.000 ordenadores portátiles para estudiantes de tercero de ESO y hasta la etapa postobligatoria, 110.000 paquetes de conexión para alumnos vulnerables y 1.230 redes LAN wifi. Entre los docentes se repartirán 85.000 dispositivos, de los que ya se han entregado 40.000.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento