Iglesias mantiene el pulso a Sánchez con los Presupuestos y revela una "discusión fuerte" con él por la "huida" del emérito

  • El vicepresidente no se cierra a negociar con Cs, pero ve "inviable" un pacto "con quien gobierna con el apoyo de la ultraderecha".
  • Así lo ha afirmado en una entrevista en la Ser, indicando que Sánchez se disculpó.
Sánchez, Calvo e Iglesias
Sánchez, Calvo e Iglesias.
EFE
Sánchez, Calvo e Iglesias.
EFE

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, insistió este martes en que su opción prioritaria para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado pasa por un acuerdo con ERC, aunque Podemos no se niega a negociar con Cs. Y, además, reconoció que mantuvo una "discusión fuerte" con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, sobre la salida de España del rey emérito Juan Carlos I porque, según ha apuntado, los dos mantienen "diferencias intensas".

"Lo que puede dar estabilidad a la legislatura y a los Presupuestos es la mayoría de la investidura, creo que esto es obvio. Luego, ¿hay que excluir a alguien de la negociación? No", reflexionó Iglesias en una entrevista en la Cadena SER, en la que calificó de "inviable" poder "llegar a acuerdos tan importantes como los Presupuestos o políticas sociales con quien gobierna con el apoyo de la ultraderecha", en referencia a Cs.

"Pensar que se pueden sacar adelante los Presupuestos Generales con otra mayoría distinta a la de la investidura" es poco sensato, insistió Iglesias, que aseguró que lo transversal es "lo contrario" a llegar a "acuerdos importantes" con Cs. El vicepresidente argumentó que al Gobierno y al partido naranja los separan asuntos capitales como la política fiscal, en la que se mostró partidario de "debatir sobre quién se tiene que ajustar el cinturón un poco más y a quién aliviarlo". El PSOE, dijo, puede hablar "de lo que quiera" con Cs, pero en el acuerdo de coalición no se contemplan bajadas de impuestos.

La salida del rey Juan Carlos de España

Además, Iglesias ha explicado que el propio Sánchez "se disculpó" por no haberle informado de la situación de la Casa Real y del posterior comunicado en relación al rey emérito, que se ha trasladado a Emiratos Árabes Unidos. "Es lógico. Es un Gobierno en el que hay un partido republicano y otro monárquico, hay posiciones diferentes", ha insistido Iglesias, que ha criticado la "vergüenza" que supuso la "huida del emérito" mientras estaba "siendo investigado por delitos gravísimos".

Iglesias, no obstante, no quiso aventurar "por lealtad" por qué Sánchez no quiso informarle de la salida del rey Juan Carlos. "Para nosotros [la marcha del emérito] representa una vergüenza para la imagen de España, es gravísimo que alguien cuya imagen está asociada a la Transición, a 40 años de sistema político, cuando está siendo investigado por presuntos delitos gravisímos se pueda ir del país nada menos que a una dictadura a un hotel de lujo", denunció.

El vicepresidente segundo también se mostró molesto con Sánchez por no informarle de la fusión que preparan Caixabank y Bankia, aunque no quiso explicitarlo. "Si a mí me molesta algo que ha hecho el presidente, no voy a hablar de ello en los medios de comunicación, se lo digo en privado", se limitó a señalar Iglesias ante la pregunta, aunque reconoció que la cuestión sobre si no le había gustado estar desinformado era "muy perspicaz".

Iglesias, en cualquier caso, defendió la existencia de una banca pública, aunque admitió que perdió "la discusión" cuando planteó esta propuesta en la negociación del programa de coalición. "Con 35 diputados", sostuvo, no pudo hacer más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento