Los fraudes por llamadas a concursos de la tele, sin control

  • El catedrático de Derecho Penal Juan Carlos Carbonell ha asegurado que "estamos bajo mínimos en cuanto a mecanismos de control".
  • Además, lamentó que "casi todos los órganos de regulación estén en manos políticas" y no se vigile tanto como en Francia.
  • Sólo la asociación de consumidores Facua acumula más de un millar de denuncias por fraudes de 'llama y gana'.
Una imagen de un concurso televisivo.
Una imagen de un concurso televisivo.
20MINUTOS.ES

El catedrático de Derecho Penal de la universidad de Valencia, Juan Carlos Carbonell advirtió ayer de la existencia de fraudes millonarios en llamadas telefónicas a diversos programas de televisión, sobre todo, emitidos por operadores de la red local.

El jurista alarmó sobre los "obstáculos" para frenar esta modalidad de estafa en la que los telespectadores, tras llamar a números telefónicos de pago, son retenidos indefinidamente bajo el reclamo de un concurso que en muchos casos es inexistente.

Sólo la asociación de consumidores Facua ha recibido más de 1.000 denuncias. Se trata de usuarios de cuarenta y siete provincias y las dos ciudades autónomas que han recibido facturas en las que aparecen decenas, cientos e incluso miles de llamadas no realizadas, las cuales aparecen de forma consecutiva en pequeños intervalos, de hasta sólo 4 segundos.

De hecho, ha sido tras el inicio de la campaña de información a los consumidores puesta en marcha por la asociación recientemente cuando el secretario de Estado, Francisco Ros, anunció que su departamento ha "abierto una investigación hace unos días a raíz de las denuncias".

Sin solución a la vista

Pero el problema está lejos de arreglarse. "Estamos bajo mínimos en cuanto a la actuación de sistemas y mecanismos de control", aseguró Carbonell, quien ha lamentado que "casi todos los órganos de regulación estén en manos políticas".  En este sentido, se mostró  partidario de la autorregulación de cada medio de comunicación "en base a los criterios de la ética y la deontología profesional".

Carbonell, quien hizo referencia a "la enorme distancia" de España con respecto a las parrillas televisivas francesas "intensamente" vigiladas por el Consejo Superior del Audiovisual, ha abogado por la implantación en las operadoras televisivas de libros de estilo deontológicos.

Entre los afectados por las estafas hay usuarios que reconocen haber llamado alguna vez a los concursos, pero no en tantas ocasiones como reflejan sus facturas. Otros aseguran que nunca lo hicieron e incluso que durante las horas en que aparecen facturadas las llamadas desde sus teléfonos fijos ni siquiera estaban en casa.

Las facturas con las llamadas falsas pertenecen a clientes de numerosas compañías de telefonía, con Telefónica a la cabeza, además de Jazztel, Movistar, Ono, Orange, R, Vodafone y Ya.com. Se trata de decenas de líneas 905 que corresponden a concursos de las cinco cadenas privadas nacionales y varias de TDT, organizados por diferentes productoras de televisión con el soporte de diversas empresas de telecomunicaciones.

Telesierra, un caso modelo

Los propietarios de la cadena local Telesierra fueron detenidos en marzo de 2005 acusados de estafar más de cinco millones de euros a través de falsos concursos televisivos del tipo llama y gana, en los que retenían a espectadores colgados al teléfono, con un número tarificación especial, entonces con el prefijo 806.

Tras llamar, un contestador automático dejaba a los espectadores en espera, con la promesa de estar esperando su turno para entrar en el concurso. Tras media hora de espera, la llamada se cortaba. Los programas, además, se emitían en directo y diferido y empleaban, como otros muchos, una pregunta fácil, para atraer a más gente, a la que tentaban con premios en metálico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento