El diagnóstico y el seguimiento de la enfermedad, claves para calidad de vida de los pacientes afectados por lupus

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
VITHAS

El lupus eritematoso (LES) es una enfermedad autoinmune sistémica que afecta en España a 75.000 personas aproximadamente, según los datos que aporta Relesser (Registro de Lupus Eritematoso Sistémico de la Sociedad Española de Reumatología), de las cuales el 90 por ciento de los casos son mujeres jóvenes de una edad media de 33 años. El COVID-19 ha puesto en segundo plano el necesario seguimiento que de esta enfermedad deben hacer sus pacientes, han advertido.

Al respecto, Norberto López Navarro, dermatólogo del Hospital Vithas Málaga y médico asesor de la Federación Española de Lupus (Felupus), ha explicado que el lupus eritematoso es "el paradigma de todas las enfermedades autoinmunes".

La aparición de anticuerpos en el organismo que interfieren con las células de los pacientes son las causantes de esta enfermedad, de carácter crónico, que tiene una prevalencia en nuestra sociedad de nueve casos por cada 10.000 habitantes, según los datos ofrecidos por Relesser.

En un 70-80 por ciento de los casos, la enfermedad debuta con síntomas bastante sutiles y en algunas ocasiones de manera muy variable, como fatiga generalizada combinada con fiebre, lesiones cutáneas y fotosensibilidad o dolor articular de tipo inflamatorio en cualquier articulación, aunque generalmente afecta más a las articulaciones de las manos. En un porcentaje menor, los síntomas iniciales pueden ser mas alarmantes, con afecciones graves a nivel de diferentes órganos y sistemas, como el renal, neurológico o cardiopulmonar.

En los Hospitales Vithas Málaga y Vithas Xanit se detectan unos 80 nuevos casos al año, pacientes que en algunos casos llegan con errores en el diagnóstico dada la dificultad que existe en detectar el lupus.

Cuando la enfermedad ha aparecido es difícil prevenir sus manifestaciones, ya que las diferentes afecciones orgánicas o sistémicas estarán más o menos determinadas por el perfil de la propia enfermedad en cada paciente.

Norberto López ha incidido, en un comunicado, en la importancia de un diagnóstico precoz de esta enfermedad, el cual se puede conseguir a través de pruebas diagnósticas como la biopsia cutánea, la detección analítica de anticuerpos antinucleares. En ocasiones son precisas pruebas más invasivas, como la biopsia renal.

Los esfuerzos sanitarios centrados en la pandemia del COVID-19 han dejado en segundo plano la necesidad de realizar un buen control de las patologías de base generadas por el lupus.

En este punto, López ha recordado que "es fundamental fortalecer los lazos de unión básicos de la relación médico paciente, adaptándolos a los procedimientos de seguridad, especialmente necesarios en los afectados por enfermedades autoinmunes".

Las medidas son ineludibles debido a la debilidad de las defensas y los tratamientos inmunodepresores indicados en algunos casos. El doctor ha remarcado que los especialistas de los hospitales Vithas son "conscientes del estrés, angustia y ansiedad que puede generar acudir a revisiones dermatológicas en estos pacientes, por lo que es importante tomar medidas y concienciar de la necesidad de las revisiones y el control, ya que un mal seguimiento puede ser incluso más perjudicial que el propio riesgo de exposición al coronavirus".

Por último, han recordado que en todos los hospitales de Vithas en la provincia de Málaga se respetan y se tienen en cuenta las medidas propuestas por la Federación Española de Lupus (Felupus) a través de la Asociación Lupus Málaga y Autoinmunes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento