Clases con grupos estables sin mascarilla ni distancia para blindarse al virus en el nuevo curso en Cataluña

  • La Generalitat opta por este modelo en lugar de por la organización habitual por ratios de alumnos. 
  • "Todos los centros abrirán este septiembre. Todas las escuelas estarán abiertas y serán seguras", ha asegurado este lunes el vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonès. 
  • El Govern invertirá 370 millones de euros este curso para hacer frente a la "emergencia educativa".
Una mujer con mascarilla junto a dos niños.
Una mujer con mascarilla junto a dos niños.
EFE

Los centros escolares catalanes optarán por la organización en grupos estables de convivencia tanto de alumnos como de profesores, en los que no será necesario el uso de la mascarilla ni el mantenimiento de la distancia de seguridad de metro y medio, que no se mezclarán con otros grupos ni en los accesos a la escuela ni en los comedores ni tampoco en el patio. 

El Govern de la Generalitat catalana se ha decantado finalmente por esta opción organizativa para iniciar el nuevo curso académico el próximo lunes 14 de septiembre, al que están llamados 1.587.395 niños y adolescentes de centros públicos, privados y concertados. Serán 9.451 menos que en el curso 2019-2020, especialmente en Primaria y también en Infantil. Por contra, aumentan los matriculados en Secundaria, Bachillerato  y Formación Profesional (FP).

Aunque el conseller d'Educació, Josep Bargalló, ha reconocido este lunes en la presentación del nuevo curso 2020-2021 que no es partidario de la expresión "nueva normalidad" para referirse a la vuelta presencial a las aulas, ha afirmado que las únicas alteraciones que se verán en los centros educativos serán las que marquen "las medidas de higiene" que requiere la pandemia de coronavirus. Ha asegurado que no veremos "escuelas cercadas o enjauladas" sino "espacios de vida, de convivencia y se socialización". 

"Este curso no veremos escuelas cercadas o enjauladas sino "espacios de vida, de convivencia y se socialización" (Josep Bargalló, conseller de Educació)

"Las unidades estables de convivencia heterogéneas presentarán contacto directo, físico y con higiene y sin mascarilla", ha recalcado el conseller, basándose en unas reglas básicas: que los docentes del grupo sean siempre los mismos, es decir, que se trate de profesorado estable a lo largo del curso, Y que los maestros especialistas no estarán en contacto constante con el grupo estable y sí que tendrán que seguir las medidas de distanciamiento y de uso de la mascarilla. 

El modelo organizativo deja atrás en este curso atípico la ordenación tradicional en ratios: "Los centros acabarán teniendo más grupos estables que clases tradicionales y esto hará que algunas ratios altas desaparezcan en algunos centros", ha indicado. La explicación para ello que ha dado el conseller es que "en algunos colegios con la misma cantidad de alumnos que el año pasado, pero con más grupos estables, no habrá las mismas ratios elevadas que en cursos anteriores". Se quiere respetar la cifra de, como máximo, 20 alumnos por aula en Primaria, cifra que actualmente superan un 30% de las aulas de centros públicos.

El uso de espacios alternativos ofrecidos principalmente por los municipios serán "medidas extraordinarias", ha dicho Bargalló, que se ha reunido previamente con 60 alcaldes de localidades medianas y grandes de Cataluña para decidirlo. "En la mayoría de las ciudades serán innecesarios", ha repetido.

¿Qué ocurrirá si se detectan casos de Covid confirmados en uno o varios grupos de convivencia?

Otro aspecto fundamental derivado de esta nueva distribución del alumnado lo ha desarrollado este lunes la consellera de Salut, Alba Vergés. En caso de que se dé un caso positivo confirmado dentro de una unidad de convivencia, esta tendrá que pasar una cuarentena "manteniendo el funcionamiento normal de todo el centro". 

"Se busca que, en caso de producirse un caso positivo en la escuela, esto afecte lo mínimo al resto" del centro" (Alba Vergés, consellera de Salut)

Cuando se produzcan casos positivos en dos miembros de diferentes grupos, ambos grupos deberán seguir una cuarentena y se interrumpirá  la actividad presencial de todos los grupos de convivencia del mismo nivel educativo.

En el peor de los escenarios, el de casos positivos en diferentes grupos y edades, se llevará a cabo una cuarentena de 14 días y se vigilará si hay personas que generen una sintomatología. 

La lógica empleada con este sistema de contención del avance del virus en el entorno escolar busca que "en caso de producirse un caso positivo, esto afecte lo mínimo al resto" de una misma comunidad educativa, ha remarcado la consellera de Salut.

Protocolo en clase ante un caso sospechoso 

En el momento en que aparezca un caso sospechoso de Covid en un alumno, este se llevará a un espacio separado del centro y se le colocará mascarilla. Se contactará con la familia y con los servicios territoriales de Salut y Educació, y con el 061 en caso necesario, y se pondrá en manos de la atención primaria para que se discrimine lo antes posible si se trata de un positivo en Covid. 

Vergés ha recordado a los padres la importancia de su colaboración y les ha pedido "que no lleven a su hijo a clase si presenta fiebre, tos, dificultades respiratorias, diarrea o dolor de garganta".

7 maestros contagiados en seis centros

La secretaria general de Educació, Núria Cuenca, ha confirmado que a día de hoy se tiene constancia de siete casos positivos confirmados entre el personal de seis centros educativos. Dos casos se han detectado en la escuela Joan Juncadella de Sant Vicenç dels Horts, la única que comenzará el curso del 17 de septiembre ya que la cuarentena de los docentes finaliza el día 16.

El 18 de septiembre iniciarán las clases en el Institut Jaume I, de Salou (Tarragona), donde dio positivo un alumno de un ciclo formativo de navegación a vela que ha sido aislado. Un total de 800 trabajadores de los centros catalanes están de baja, entre docentes y personal de administración y servicios, dentro de los 1.700 calificados como colectivo vulnerable. Los 800 de baja serán sustituidos.

5.000 docentes extras para poder mantener los grupos burbuja

Se destinará una partida adicional de 370 millones de euros para hacer frente durante el nuevo curso a la emergencia educativa en Cataluña, de los que 230 se gastarán en incrementar en 5.321 docentes la dotación en la escuela catalana para asegurar la seguridad de estos grupos de convivencia estables. 

Otros 103 millones de euros serán para activar un Plan de Educación Digital que permita el retorno a las clases virtuales en caso de rebrotes de Covid. Los 33 millones restantes se emplearán en un plan de lucha contra la segregación escolar. 

"Aseguraremos la conectividad constante de los alumnos más vulnerables, unos 110.000 en todos los niveles educativos" (Josep Bargalló, conseller de Educació)

"El Plan Digital viene para quedarse", ha indicado Bargalló, e incluirá actuaciones urgentes en 1.200 centros de Cataluña que no disponen de banda ancha ni de instalaciones tecnológicas adecuadas. Se quiere asegurar de paso "la conectividad constante de los alumnos más vulnerables, unos 110.000 en todos los niveles educativos", ha añadido el conseller de Educació.

A lo largo del primer trimestre del curso se dotará además de dispositivos tecnológicos a todos los alumnos a partir de tercero de la ESO, Bachillerato y FP, y también al profesorado. Y desde ya se inicia el trabajo para que, de cara al 23 de julio de 2021, estén listos todos los Planes Organizativos de cada escuela, que desglosarán las actuaciones pedagógicas, la dotación de plantilla con las nuevas incorporaciones incluidas, y las medidas sanitarias que apruebe el Procicat. Y todo ello "respetando la autonomía de cada centro", ha matizado Bargalló. 

Salut insiste en que los cuadros de Covid son "más leves" en niños

Los diferentes estudios con los que trabaja la Generalitat remarcan que "los niños presentan cuadros muy leves y asintomáticos" de la enfermedad (del 88% al 90% de los menores de 15 años). Se apoya en datos como que "menos del 1% de las pruebas PCR positivas son de menores". Por lo que Vergés no ha dudado en afirmar nuevamente este lunes que "este colectivo transmite menos el virus, probablemente por la menor carga viral que presentan". 

Torra: "Es hora de volver a la escuela y estamos preparados"

"Es hora de volver a la escuela y estamos preparados". Así se ha expresado este lunes a través de Twitter el president de la Generalitat, Quim Torra, después de reunirse con directores de escuelas de Primaria. 

Por la tarde lo hace con los de los institutos. Torra ha asegurado que Educació y Salut "han trabajado para dar seguridad y confianza a padres, profesores y alumnos". "Es un servicio público esencial. Nos jugamos mucho como país", ha añadido.

El president de la Generalitat, Quim Torra, en la reunión telemática con la junta central de directores de Primaria para tratar el inicio de curso.
El president de la Generalitat, Quim Torra, en la reunión telemática con la junta central de directores de Primaria para tratar el inicio de curso.
ACN

Un sindicato pide pruebas PCR para los docentes

El sindicato de educación pública ANPE Catalunya ha reclamado este lunes pruebas PCR para los docentes: "Solo así podremos iniciar el curso con unos mínimos de garantías y seguridad".

Denuncia que Educació les haya comunicado una formación obligatoria sobre Covid-19. "Con todo esto no es suficiente. Es su responsabilidad  actuar ya", ha exigido ANPE, que ha añadido que el Departament "se pasó buena parte del confinamiento prometiendo menos ratios y más docentes para este curso y todo han sido mentiras".

"Educació se pasó buena parte del confinamiento prometiendo menos ratios y más docentes para este curso y todo han sido mentiras" (sindicato de educación pública ANPE)
Mostrar comentarios

Códigos Descuento