Asturias destina 100.000 euros para hacer frente al coronavirus en la República Democrática del Congo

El Gobierno de Asturias ha anunciado este sábado que financiará con 100.000 euros un programa de ayuda humanitaria de Acnur, la Agencia de la ONU para los refugiados, para ayudar a hacer frente a los efectos de la COVID-19 en la República Democrática del Congo.
.
.
GOBIERNO DE ASTURIAS

La actuación pretende mejorar las infraestructuras en la zona de Fizi, en la provincia de Kivu Sur, y facilitar el acceso a la vivienda de la población retornada a esta parte del país especialmente vulnerable a los efectos de la pandemia. El objetivo es evitar contagios, proteger la salud y favorecer la integración de los habitantes.

Según ha informado el Gobierno asturiano, el proyecto beneficiará a unas 300 familias, - un total de 1.800 personas puesto que la media es de seis miembros-, a las que la comunidad construirá una vivienda o entregará kits de autoconstrucción, según el grado de vulnerabilidad.

La República Democrática del Congo es el tercer país más grande del continente africano, ocupa el puesto 179 de 189 países en el Índice de Desarrollo Humano, y es uno de los países del África Subsahariana prioritarios de la cooperación al desarrollo asturiana.

El país enfrenta una profunda crisis humanitaria agravada por la presencia de la COVID-19. Según el Plan de Respuesta Humanitaria de la OCHA 2020 (Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios), en el conjunto de la nación viven 15,6 millones de personas con necesidad de asistencia humanitaria, lo que representa un crecimiento del 22%, en comparación con el año 2018 (12,8 millones de personas). Es el segundo país del mundo con mayor inseguridad alimentaria y alberga la mayor población de desplazados internos de África, con 5,01 millones.

La alta prevalencia de enfermedades con potencial epidémico contribuye a la complejidad y gravedad de la situación humanitaria, en un contexto en el que el acceso a los servicios y las infraestructuras básicas (vivienda, atención de la salud, agua, higiene, saneamiento, carreteras o electricidad) ya es muy limitado, según explican desde el Principado.

La República Democrática del Congo experimenta además la peor epidemia de sarampión de su historia y una segunda epidemia de ébola. El 25 de marzo Acnur declaró al COVID-19 una emergencia mundial de nivel 2, activando los procedimientos de emergencia y dando a las operaciones en los países la máxima flexibilidad y acceso a los recursos para garantizar la prestación de asistencia a las personas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento